ECONOMÍA
El precio de los combustibles, la electricidad, el gas y las prepagas suben este mes

Hay al menos diez incrementos pro­gramados para el cuarto mes del año. Las subas que impactarán en el nivel general de los precios.

Mientras avanza el pro­ceso de desregulación de la economía y liberación de precios que impulsó Javier Milei, hay al menos nue­ve aumentos confirmados desde este mes de abril que presionaran sobre el bolsillo de todos los consumidores.

El Gobierno definió cómo serán los aumen­tos que llegan en el cuarto mes del año en los servicios pú­blicos de gas, electricidad, combustible y agua. Esto es parte de la hoja de ruta que tiene prevista para avan­zar en la recomposición de algunos precios que se en­contraban atrasados.

Sin embargo, en las últi­mas semanas hubo un cam­bio parcial de dirección en el que se buscó concentrar los incrementos en usua­rios residenciales de altos ingresos, comercios e in­dustrias. En tanto, los seg­mentos de medios y bajos ingresos tendrán subas me­nores bajo la premisa de no profundizar el impacto del ajuste en esos sectores.

PREPAGAS

Las empresas de medi­cina prepaga informaron que las cuotas tendrán un aumento de hasta 19 % promedio en abril, sobre el valor de marzo. Se trata del cuarto aumento consecu­tivo en lo que va del año y se da frente a que las enti­dades intentan recuperar el atraso durante el 2023, cuando los planes de salud aumentaron 134 % y la in­flación cerró en 211,4 %.

La actualización se da frente a la decisión del Go­bierno de no intervenir en los precios y las empresas no tendrán tope para la di­ferencia entre el precio del plan para gente más joven (más económico) y el resto. En lo que va del 2024, los usuarios de las prepagas recibieron un alza en los aranceles del 30 % en ene­ro, del 26 % en febrero y del 23 % en marzo.

ALQUILERES

Más allá de Javier Milei derogó la ley de Alquileres con el mega DNU, los con­tratos en curso deben ser respetados hasta su fecha de vencimiento. Esto signi­fica que mientras el acuer­do esté vigente, todos los términos y condiciones se aplicarán hasta el momen­to de su finalización.

En ese sentido, aquellos que alquilaron bajo la ley tendrán que afrontar subas cercanas al 196,7 % anual en los valores a pagar. De esta manera, abril anota otro récord para el Índice de Contratos de Locación (ICL), que realiza el Banco Central (Bcra) sobre la base de la inflación y los sala­rios.

Esta fórmula se aplica únicamente a los alquileres iniciados entre el 1 de julio de 2020 y el 17 de octubre de 2023.

CABLE Y CELULAR

Las empresas de cable y celular comenzaron a an­ticipar a sus clientes que, a partir de los primeros días de abril, llevarán a cabo un nuevo retoque de tarifas del 2024 con un incremen­to que rondará el 18 y el 30 %, según el servicio y la operadora.

SERVICIOS PÚBLICOS

Desde el lunes 1 de abril, habrá aumento de tari­fas del gas con la quita de subsidios al precio mayo­rista del combustible, que impactará con fuerza en hogares de altos ingresos, comercios e industrias, y se espera superen el 300 %. Habrá nuevos incrementos en mayo y en octubre. A continuación, los nuevos valores para los tres grupos:

Altos ingresos (nivel 1): pasarán a pagar entre USD 2,79 y USD 2,95 el precio del gas. En mayo, subirán entre USD 4,26 y USD 4,50 por millón de BTU.

Bajos ingresos (nivel 2): El precio del gas pasará a USD 0,74 a USD 0,78, a par­tir de abril. Actualmente, el valor es de USD 0,70 por millón de BTU.

Ingresos medios (nivel 3): pagarán entre USD 1,10 y USD 1,17 por sus bloques de consumo subsidiados. Cualquier consumo extra, se pagará a precio pleno.

Las tarifas de luz en el Área Metropolitana de Bue­nos Aires (Amba) aumenta­ron desde marzo, pero los usuarios comienzan por es­tos días a recibir las pri­meras facturas con alzas promedio de 150 %, ante la quita de subsidios y su­bas en los componentes que reciben las empresas de distribución y trans­porte.

Los cuadros tarifarios para el Amba contem­plan la suba en el precio es­tacional de la energía para los segmentos de altos in­gresos. También incluye el aumento en el valor agre­gado de distribución para todas las categorías de consumo residencial que ahora estarán divididas en seis niveles (R1 a R6): R1 agrupa a los consumos de hasta 150 kwh por mes; R2 aquellos que consumen entre 150 y 400 kwh por mes; R3 aplica a los consu­mos entre 401 y 500 kwh por mes; R4 agruparán los consumos desde 501 kwh hasta 600 kWh por mes; R5 aplicará a los consumos entre 601 kwh hasta 700 kwh por mes; R6 aplicará a los consumos mayores a 701 kwh por mes;

Además, se espera que el Gobierno eleve las tarifas de agua y cloaca. AySA, la empresa que brinda el ser­vicio en el Área Metropoli­tana de Buenos Aires solici­tó un alza del 209 %.

De esta manera, las fami­lias deberán destinar más dinero a los servicios del hogar y el gasto promedio superaría los $40.000 en algunos casos.

COMBUSTIBLES

Desde hoy, el Gobier­no aplicará la tercera suba parcial de los impuestos al combustible líquido (ICL) y al dióxido de carbono (IDC). Esta nueva actuali­zación impacta en el precio del litro de nafta y gasoil, de acuerdo al cronograma dispuesto por la Secretaría de Energía mediante el de­creto 107/2024.

Se trata de la tercera ac­tualización del impuesto a los combustibles desde que el Gobierno lo dispuso por decreto. Desde diciembre, el aumento en los combus­tibles acumula 106 %.

De esta manera, el cuar­to mes del año comenzará con un nuevo incremento en el gravamen sobre los combustibles líquidos, el litro de nafta subiría un 4,5 % promedio en abril. Resta conocer de cuánto será el incremento que aplicarán las petroleras en los valores de venta en los surtidores.

La suba inminente ge­neró el fin de semana fi­las en algunas estaciones de servicio, a donde los conductores de vehículos se dirigieron para com­prar combustible. La esce­na viene repitiéndose en los últimos meses ante el fuerte encarecimiento del costo para llenar el tanque de nafta, sobre todo tras la devaluación del 55 % en diciembre y la «liberación de precios» puesta en mar­cha.

La nafta súper tenía un precio este domingo de $ 800 y con el nuevo ajuste desde mañana acumula un aumento del 106 % en me­nos de cuatro meses desde la asunción de la nueva gestión el 13 de diciembre pasado, cuando su costo era de $404. El incremento confirmado por fuentes ofi­ciales y del sector privado llevaría el precio de la nafta premium a $1.029 y el del gasoil, a $ 879.

Por la crisis y la disparada de los precios, la venta de naftas cayó un 7,3 % inte­ranual en febrero en las es­taciones de servicio, según el sitio Surtidores. La caída se sintió especialmente en los productos premium, que en el caso de la nafta fue de casi el 23 % y en el gasoil, del 8,25 %.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *