“SINCERAMIENTO”
Qué hacer ante los aumentos del 200% en las facturas de la DPEC

La política del gobierno nacional de sincerar tarifas y poner fin a los subsidios impactará duro en Corrientes.

La Dirección Provincial de Energía de Corrientes volvió a insistir que las próximas facturas tendrán un aumento de hasta el 200 por ciento, para todos los correntinos. El golpe económico corresponde a la política de sinceramiento de costos que inició el gobierno de Javier Milei, que se suma a la firme decisión de poner fin a los subsidios de la energía, tras dos décadas de constante deterioro del sistema por decisiones nacionales desacertadas.

«No hay nada que podamos hacer. El impacto llega para todos. En Buenos Aires nos recibieron por tres minutos y nos lanzaron a la calle con una premisa:  tienen que pagar», confiesa un funcionario de Gustavo Valdés encargado de intentar explicar la Resolución Número 7 que la Secretaría de Energía firmó y puso en vigencia desde febrero.

 

Qué establece la resolución

Aumentos en el costo de la generación de energía, en manos de Cammesa, que de 22.000 pesos pasó a cobrar $44.000 por megavatios. Todo desde febrero. Pero el sinceramiento continúa, ya que también se autorizó a las transportistas, para esta región Transnea, a llevar el costo de su servicio de 880.000 pesos a 2.600.000, es decir un aumento de 1.300 por ciento. Todo eso se incluirá en la factura y aún resta el nuevo cuadro tarifario que la DPEC aprobó en audiencia pública, que siempre se aplica de manera gradual y a lo largo del año.

Parte de ese sinceramiento ya figura en las facturas que comenzaron a llegar esta semana. Los primeros 600 kwh de energía se pagan 43,32 pesos (en meses anteriores se pagaba $35), una vez que el impacto sea total, en los próximos meses, el kwh será de 95 pesos, más de 100 por ciento de aumento. Es decir, en abril se pagará 600 kwh x 43,32 pesos= $25.992; ese mismo consumo en los próximos meses se pagará 57.000 pesos (600 kwh x $95).

El consumo energético promedio de una familia correntina.

Lo que sucede es que en Corrientes y en especial en la región NEA, nadie consume menos de 600 kwh bimestrales y el costo aumenta más si se exceden los 600 kwh. Un dato aliviador es que los subsidios continuarán, pero dependerán de los ingresos familiares y del lugar de residencia. El grupo familiar que supere los ingresos de dos canastas básicas, es decir más de $1.380.000 no tendrá subsidios.

Las familias cuyos ingresos no superen $1.380.000 mantendrán el subsidio, pero no será igual al de aquellos hogares cuyos ingresos no superen los 690.000 pesos. Para la ayuda nacional se tendrá en cuenta:    ingresos, ubicación y niveles de consumo.

La DPEC tiene hoy una facturación aproximada de 7.000 millones de pesos y hasta enero pagaba a Cammesa 3.500 millones por la energía que compraba. Hoy ese costo es de 9.600 millones de pesos. A eso se deben agregar salarios, costos operativos, jubilaciones y otros gastos.

En los presupuestos familiares correntinos, el pago de energía representa uno de los primeros gastos a saldar, lo evidencia los niveles de recaudación de la DPEC, que no merman del 95 por ciento, con un total de 300.000 usuarios y con una pérdida por hurto de energía estimada en un 15 por ciento.

Todo parece indicar que la recesión y la crisis económica podrían repercutir en esos niveles de recaudación, ya que las familias priorizarían el presupuesto destinado a alimentos, educación, salud y recién después la cuestión de la energía.

Qué hacer

Por eso se deben tener en cuenta varios factores que aminoren el impacto de las próximas facturas de energía: el uso racional de los artefactos eléctricos (no exceder los 24 grados en el aire acondicionado y a postar a los equipos inverter); desenchufar todo electrodoméstico que no se utilice, no basta con apagarlo, cualquier luz que se desprenda del aparato es una evidencia de que está consumiendo electricidad; apostar a focos led; no tener luces encendidas todo el día o que no se ocupen.

Prestar atención a los niveles de consumo de cada aparato. La DPEC tiene en su aplicación con calculador de kwh que resulta muy práctico para tomar consciencia de cuanto pueda repercutir en el presupuesto familiar el exceso en el uso de un artefacto.

 

Qué pasa en las otras provincias

Lo mismo. Córdoba, Jujuy y Salta tienen un cuadro tarifario más alto que el de la DPEC. Pero el consumo es más cuidado y los factores ambientales también ayudan. Por ejemplo, es común en Corrientes que a las 6 de la mañana la temperatura sea de 30 grados o más, lo que obliga al uso del aire acondicionado casi todo el día. Lo que no sucede en provincias como Salta o Jujuy donde la puesta del sol se lleva las altas temperaturas, algo conocido como amplitud térmica.

La toma de consciencia en el uso racional de la energía repercutirá en el bolsillo de cada correntino. No tendrá mucho sentido ahora utilizar el aire acondicionado para dormir con frazada en pleno verano o auyentar peligros con el televisor encendido todo el día.

El Litoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *