PRECIOS
Las principales consultoras ya evalúan si puede haber una nueva baja de la inflación en marzo

Según las principales consultoras económicas, la inflación del mes de marzo continuó el ritmo de desaceleración de los meses previos. Qué es lo que más está bajando y qué números se esperan para los próximos días.

En marzo, la inflación continuó desacelerándose y el Gobierno espera que el índice de precios se sitúe por debajo del 13%. De hecho, según datos recopilados por las principales consultoras, el costo de vida se sitúa en la zona del 11/12%.

Un aspecto clave para esta tendencia es el cambio en la forma en que los supermercados presentan las ofertas, siguiendo las directrices del gobierno. En lugar de descontar un porcentaje en la segunda unidad, ahora aplican descuentos del 25%, 25% e incluso del 40% en el precio.

Estos descuentos están reflejados en los relevamientos del INDEC, lo que contribuye a la disminución del costo de vida.

Los relevamientos privados indican una disminución en la segunda semana del mes luego de un fuerte aumento inicial de precios, con la variación por debajo de la registrada en febrero.

De esta manera, la inflación de marzo muestra una continuación en el proceso de desaceleración iniciado tras el repunte de diciembre después de la devaluación, según los relevamientos privados sobre la evolución de los precios en las primeras semanas del mes.

Los principales aumentos se registraron en educación, electricidad, prepagas y alimentos y bebidas, mientras que el consumo continúa disminuyendo.

En las últimas semanas, el ministro de Economía, Luis Caputo, mantuvo reuniones con empresas, criticando las promociones «2×1», y ha avanzado en la apertura de importaciones de productos de la canasta básica para mantener el proceso de desinflación. También ha postergado los aumentos en servicios públicos, gas y transporte en el AMBA, que son clave en el ajuste que lleva adelante el Gobierno.

El ritmo de «descongelamiento» de estos precios y la evolución del dólar oficial serán determinantes para la dinámica en los próximos meses.

 

Los relevamientos de las principales consultoras

Un relevamiento de la consultora C&T Asesores Económicos para el Gran Buenos Aires muestra que, luego de un comienzo con fuertes subidas, especialmente en educación, electricidad y prepagas, marzo experimentó una «fuerte» desaceleración a partir de la segunda semana. La mayor disminución se observó en alimentos y bebidas, así como en productos para el hogar como equipamiento, herramientas, productos de limpieza y artículos de tocador, entre otros.

La inflación de cuatro semanas, que alcanzó un máximo del 18,5% a finales de febrero, se sitúa actualmente en el 11,6%, con un promedio móvil de cuatro semanas en torno al 15%, según esta consultora. Además, la inflación núcleo de cuatro semanas se está ubicando esta semana por debajo del 10%.

Con esta evolución, se espera que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se aproxime más al 13% mensual que al 14% inicialmente previsto.

La desaceleración más significativa se observó en alimentos y bebidas, después de un fuerte aumento al comienzo del mes, principalmente en panificados, carne y bebidas. Esto llevó a reuniones con empresas productoras de artículos de consumo masivo y supermercados, y posteriormente a una flexibilización de las importaciones de productos de la canasta básica.

El Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (Ceso) registró una variación del 1,4% en la segunda semana de marzo, la más baja desde el balotaje de noviembre. La inflación mensual del 12 de febrero al 11 de marzo fue del 7,9%, con los productos «prescindibles y ligados al dólar» tirando hacia abajo el promedio mientras que alimentos y bebidas aún están por encima del 10%.

La inflación de alimentos y bebidas medida por Econométrica también mostró una desaceleración: del 1,5% en la segunda semana frente al 4,6% de la primera. El promedio móvil de cuatro semanas en este relevamiento fue del 10,3%, ligeramente por encima del 9,4% en el mismo período de febrero.

En febrero, el IPC registró una variación del 13,2%, confirmando la tendencia de desaceleración tras el 20,6% de enero y el 25,5% registrado tras la devaluación en diciembre. El acumulado del último año es del 276%, colocando a Argentina como líder en el ranking mundial de inflación.

Según la consultora Invecq, en marzo la inflación se aceleraría levemente, situándose en torno al 15%, especialmente debido a la importante inercia aún presente, la corrección de algunos precios regulados y las paritarias que han cerrado por encima del 20% mensual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *