"MÁXIMA PRIORIDAD"
La Casa Rosada busca en la oposición «voluntades» para evitar que se caiga el DNU

El plan del gobierno es «dar la batalla» para que la norma que desregula toda la economía no caiga en Diputados y avanza en las conversaciones en la búsqueda de votos de la oposición.

Por Stella Gárnica, para A24.com

El Gobierno dice que va a «dar la batalla hasta el final por el DNU en Diputados porque el 70/23 es la máxima prioridad hoy del presidente». Solo si no consiguiera los votos para que sea ratificado, o si la oposición lo rechazara en la Cámara baja, el presidente Javier Milei tomaría la decisión de desguazar la norma e insistirá en las principales normas desregulatorias a través de otros 7 DNU o de leyes espejo.

El mes de abril será clave, cuando en la Casa Rosada esperan tratar la nueva ley ómnibus en el plenario de comisiones de Diputados, que ya negocia con gobernadores y diputados del PRO, la UCR y el multiespacio de Hacemos Coalición Federal de Miguel Ángel Pichetto, la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer y otras fuerzas provinciales independientes.

Para eso, el ministro del Interior, Guillermo Francos, flanqueado por el jefe de asesores políticos de Javier Milei, Santiago Caputo y el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, (a través de su segundo, José Rolandi) negocia conseguir las «voluntades» o «votos» de los bloques de la oposición dialoguista y de gobernadores.

La estrategia del Gobierno cambió respecto a cuando presentó tanto el DNU como la Ley Ómnibus inicial, antes de negociar acuerdos básicos con la oposición y terminó perdiendo en ambas normas.

Ahora, en la Casa Rosada hacen todo lo posible para tener los votos necesarios para ratificarlo y evitar una nueva derrota que sería grave para la gobernabilidad, como ya ocurrió con el rechazo del DNU la semana pasada en el Senado.

Una vez cerrados los acuerdos políticos, ahora las negociaciones continuarán en comisiones técnicas conformadas por el Ministerio de Economía y representantes de las provincias para la cuestión fiscal; y, por otro lado, de la comisión de reforma política integrada por funcionarios del ministerio de Interior con ministros de Gobierno de las provincias.

Milei ordenó atar los avances por la ley ómnibus y el llamado Pacto de Mayo, a que la oposición lo ayude a sostener el DNU. Para eso, ordenó a todo el gabinete nacional a «dar la batalla en todos los ámbitos» posibles para sostener las normas que desregulan la economía.

«Paso a paso», dijo el vocero presidencial Manuel Adorni tras desmentir que el Gobierno ya tenga decidido sacar un nuevo DNU para implementar en lo inmediato la movilidad jubilatoria y celebró que al cumplirse los primeros 100 días de Gobierno, a pesar de no haber tenido el acompañamiento de la política.

“El caso de Milei es atípico porque es el primer gobierno al que, dentro de los primeros 100 días, se le rechaza un DNU y donde se intentó parar el país”, dijo Adorni en su habitual conferencia de prensa ante periodistas acreditados permanentes en la Casa Rosada, entre ellos, A24.com.

«Por el tema de los alquileres quiero recordar que las libertades del DNU están vigentes, al menos las que no están suspendidas judicialmente. Nadie va a quedar a merced de la mala política, para todo hay plan B y alternativas diseñadas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *