CASA ROSADA
El Gobierno nacional analiza cambiar por decreto la fórmula de movilidad jubilatoria

Es parte de la búsqueda de un acuerdo amplio con gobernadores y legisladores de la oposición. Cómo sería la nueva fórmula.

Por Stella Gárnica, para A24.com

El presidente Javier Milei evalúa cambiar por decreto la fórmula de movilidad jubilatoria, de acuerdo a una negociación secreta que está llevando adelante con distintos bloques de la oposición dialoguista en el Congreso. El pedido de estos legisladores fue que se pueda actualizar por inflación, y que se recupere parte de lo perdido en los meses anteriores. El Gobierno estaría dispuesto a firmar esa decisión, según confirmaron a A24.com fuentes oficiales. La fórmula la van a definir en reuniones técnicas con las provincias en el ministerio de Economía.

Sin embargo, mientras siguen las negociaciones, el vocero presidencial, Manuel Adorni, salió a aclarar después de la reunión de Gabinete este martes, que «por ahora, la fórmula por DNU no es una alternativa porque creemos que el debate debe darse entre todos los sectores», al tiempo que confirmó que la idea es que «la fórmula que se ponga sobre la pesa contemple que no siga perdiendo poder adquisitivo por la inflación».

Todo esto se da en el marco de las negociaciones por la nueva Ley Ómnibus. Si el Gobierno hace este cambio por decreto, luego quedaría avanzar con otros dos temas calientes: la reforma laboral y el impuesto a las ganancias; serían otras leyes separadas que se intentarían tratar según admiten en el oficialismo, después de Semana Santa.

Según pudo saber A24.com, la contradicción entre distintas fuentes de la Casa Rosada radica en que la oposición no está de acuerdo con la fórmula de movilidad que plantea el gobierno, y por eso mientras los diputados del PRO y de Hacemos Coalición Federal, entre ellos Cristian Ritondo y Margarita Stolbizer, le piden que lo saque x DNU para no demorar más, admiten en un sector de los que llevan adelante las negociaciones.

Pero cerca de Milei insisten en que no lo quiere hacer por DNU y reclaman que se lo voten por ley para darle legitimidad en el Congreso.

Milei encabezó nueva reunión de Gabinete, junto a Villarruel y decidió postergar DNU de movilidad jubilatoria

Según confiaron fuentes del Gobierno a A24.com, el Gobierno analizó en la reunión de gabinete hoy que encabezó Milei en Casa Rosada, sacar por decreto la nueva fórmula de movilidad jubilatoria, luego de las reuniones que mantuvo el ministro del Interior, Guillermo Francos con bloques de legisladores y gobernadores de la oposición dialoguista, que le pidieron acelerar la definición de aumentos a jubilados, mientras por otro carril el Congreso debate la nueva Ley Ómnibus.

Tanto los bloques del PRO, como de la UCR y de Hacemos Coalición Federal, estarían de acuerdo en avanzar en una nueva movilidad jubilatoria, según revelaron fuentes oficiales luego de las reuniones que mantuvo Francos con los bloques el viernes y el lunes en la Casa Rosada.

Aunque en las conversaciones con la oposición, no se pusieron de acuerdo en las variables que contemplará la fórmula para los aumentos, la idea del Gobierno es decretar un aumento del 10% (la oposición reclamaba que el reajuste inicial sea del 20% para compensar la pérdida del poder adquisitivo desde enero de 2024) y luego aumentos mensuales por inflación a partir de abril.

Mientras tanto, el Ministerio de Economía definía con funcionarios de las 24 provincias, qué variables tomará para fijar la nueva fórmula.

El Gobierno avanza en la negociación con la oposición dialoguista para «planchar el tratamiento del DNU 70/23 en Diputados y comenzar a tratar en abril, después de Semana Santa, la nueva Ley Ómnibus, que podría incluir nuevos proyectos de ley por separado, del Impuesto a las Ganancias (Ingresos personales) y la reforma laboral».

Ese debate, señalan en la Casa Rosada a A24.com, no se daría en el recinto de la Cámara de Diputados antes de mediados de abril, ya que antes el nuevo proyecto de Ley Ómnibus debe ser terminado de redactar y ser elevado al plenario de comisiones de Diputados.

En principio, en la Casa Rosada sostienen que ya hay principio de acuerdo con los bloques del PRO, parte de la UCR, y Hacemos Coalición Cívica Federal, para frenar el tratamiento del DNU en la Cámara Baja, mientras que ubican en la vereda de la confrontación al peronismo nucleado en Unión por la Patria y los bloques de izquierda.

«Si tuvieran número para rechazar el DNU en Diputados ya hubieran pedido sesión especial y no lo hicieron», señalan en la Casa Rosada sobre la estrategia de la oposición en la Cámara Baja, luego de que UXP junto a senadores que representan a distintos gobernadores patagónicos, consiguieron una mayoría la semana pasada en la Cámara Alta para rechazar el DNU.

En el Gobierno buscan ganar tiempo para llegar a un acuerdo con la oposición dialoguista y aprobar en abril la Ley Ómnibus, y que mientras siga vigente el DNU.

En las negociaciones por la nueva Ley Ómnibus, en el Gobierno no descartan ahora enviar un nuevo proyecto de ley de reforma laboral, que se encuentra frenado por la justicia laboral a través del DNU, y aseguran que «hay consenso» para que se apruebe en Diputados.

Otro de los temas en discusión que enviaría por ley separada sería el impuesto a los ingresos personales, para lo cual la discusión hoy es el piso salarial que alcanzará el nuevo impuesto, y en la negativa de los gobernadores patagónicos, ya que consideran que alcanzaría a la mayoría de la población por el nivel de ingresos en esa región del país.

En las negociaciones con los bloques opositores, la Casa Rosada no descarta dividir la Ley Ómnibus en 7 nuevos DNU, si las reformas finalmente no son apoyadas en el Congreso.

«Todo se evalúa si el DNU no termine confirmándose en Diputados, así que paso a paso», señaló el vocero de Milei ante la consulta sobre si el gobierno tiene en carpeta sacar un nuevo DNU para mantener vigente la derogación de la antigua ley de alquileres, o las leyes de desabastecimiento y de góndolas, entre otras medidas de desregulación de la economía que ya tomó Milei en los primeros 100 días de gobierno.

Adorni descartó las versiones sobre prórroga de los aumentos de tarifas de gas, y aclaró que «lejos estamos de querer distorsionar los precios de cualquier cosa, el tema que se haya corrido la audiencia pública es un tema estrictamente burocrático, es especulación y tiene que quedar claro», dijo sobre la decisión de postergar las audiencias del gas.

Econviews, de Miguel Kiguel, afirmó que la «batalla de los próximos meses está en la inflación de servicios». En el Gran Buenos Aires, la nafta y el transporte público ya se han ajustado a niveles cercanos a los de finales de 2019, mientras que el rezago en las prepagas se ha reducido considerablemente en los últimos tres meses. Sin embargo, la educación sigue rezagada. Se ha difundido que el gobierno planea postergar los aumentos en transporte y gas en el AMBA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *