POLÍTICA
Viviendas y obras de infraestructura, en la agenda de Valdés por el interior

El miércoles y ayer, el gobernador inauguró varias obras en Pando, Palmar Grande y Caá Catí, además de en zonas rurales. Brindar soluciones habitacionales marcó el discurso del mandatario.

Durante dos días, el gobernador Gustavo Valdés encaró una nueva gira por el interior provincial en la que dejó varia obras inauguradas en diversos ámbitos, como en lo educativo, seguridad, salud y caminos. Pero esta  nueva salida se centró en que varias familias lograran el sueño de la casa propia y en que muchas otras lo harán más adelante, ya que el mandatario correntino no solo entregó llaves, sino que anunció más soluciones habitacionales para el interior: unas 500 viviendas más.

Así, este miércoles y jueves, el gobernador encaró una nueva salida que lo llevó por Pando, Palmar Grande y Caá Catí, además de parajes rurales cercanos a esas localidades.

En este contexto, se inauguró la reconstrucción de una escuela y se anunció un jardín de infantes, se habilitaron 26 kilómetros de ripio, como también un destacamento de la Policía Rural e Islas y Ambiente Rural (Priar) y se hicieron varios anuncios de parte del primer mandatario.

No obstante, el gobernador también encabezó varias entregas de viviendas. Así, en Pando, Valdés entregó el miércoles 55 casas y anunció la construcción de otros 30 módulos habitacionales más. Al hacerlo, recordó que «antes, la problemática era que las familias no podían asentarse porque no tenían su casa» y por eso «firmamos un convenio para construir 10 viviendas con el programa Oñondivé y luego comenzaremos con la ejecución de 20 viviendas más de demanda libre», y remarcó que en esa localidad se terminó con el déficit habitacional ya que se construyeron «500 viviendas» en los últimos años. «Cada peso que ingresa en la localidad será designado para un hogar para las familias», remarcó.

Ayer, en su segundo día por el interior, Valdés estuvo en Caá Catí, donde volvió a entregar viviendas y se comprometió a construir 50 módulos habitacionales más en esa localidad. También, habilitó un destacamento de la Priar.

En su discurso, al entregar las llaves a los beneficiarios, el gobernador explicó los alcances del programa Oñondivé: «Este programa se basa en los fondos que invierte la Provincia y en el recupero de la gente que paga su vivienda al Invico. Tenemos para darles los materiales y la dirección técnica de la obra y podemos hacer las viviendas con los intendentes, con sus empleados municipales que trabajan de sol a sol».

En Caá Catí, Valdés puso como ejemplo lo hecho en Pando entre la Provincia y ese Municipio: «Acá podemos hacer lo mismo, con fuerza, mirando cuánto podemos construir, cuántos concejales y funcionarios municipales vienen y acompañan este proceso, que los vecinos se sumen, colaboren y trabajen», dijo.

Así, el gobernador mencionó que con la Comuna de Caá Catí «firmamos un convenio para construir 10 viviendas para más familias  de la localidad» y remarcó que estarán terminadas antes de fin de año. Agregó que se firmará «otro convenio para construir 20 más».

Para Valdés, los «recursos están y necesitamos mano de obra», y remarcó que a los «correntinos nunca nadie nos regala nada, así que pongamos fuerza y voluntad para resolverle el problema de la vivienda al prójimo. Es un acto de amor trabajar para que una familia pueda tener su vivienda y que sientan hoy esta felicidad».

Tras eso, comentó que en Caá Catí hay aproximadamente 290 familias inscriptas en el Invico aguardando por sus viviendas, por lo que anunció que «con fondos de la Provincia se van a construir en la localidad otras 30 unidades habitacionales de demanda libre a través del Invico».

En un contexto económico difícil en el país, con la parálisis de la obra pública por parte del Estado nacional, Valdés ratificó su compromiso con la obra pública y puso en el centro de la escena las soluciones habitacionales.

En la entrega de viviendas de ayer, el intendente de Caá Catí, Jorge Meza, indicó que «mediante la decisión del gobernador, tuve el privilegio de trabajar en forma conjunta con él desde el día cero y pudimos emprender este proyecto netamente provincial con colaboración municipal».

Además, dio cuenta de que este proyecto se logró con el aporte del Gobierno provincial, el asesoramiento técnico del Invico y con los muebles aportados por Desarrollo Social para las viviendas, más allá del aporte municipal de Caá Catí.

Por último, el jefe comunal agradeció al gobernador por las unidades entregadas y el aporte de 60 viviendas más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *