PARO DE COLECTIVOS
Hoy y mañana, sin servicios de TIG y Minibús

La UTA decidió un paro de 48 en varias provincias del país tras no arribar a un acuerdo de actualización salarial con la Fatap. En Paso de los Libres se verá afectado el servicio de las empresas TIG y Minibús.

Ante el fracaso de la reunión entre la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (Fatap) para analizar la actualización salarial de los choferes del interior del país, se confirmó el paro de transporte por 48 horas para este miércoles y jueves.

Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, se activa así la medida de fuerza anunciada por el gremio la semana pasada, en Paso de los Libres se verá afectado el servicio de las empresas TIG y Minibús.

Al igual que en las últimas reuniones, los empresarios manifestaron no contar con recursos para hacer frente al reclamo sindical y no presentaron ninguna oferta. Por otra parte, los choferes consideraron que el salario «no es un costo» para ajustar y dijeron ser rehenes de intereses ajenos.

Esta situación, que se viene extendiendo y complejizando hace semanas, con paros de 24 horas hasta el momento, tendrá otro capítulo el martes 19 a las 15, cuando las partes vuelvan a mantener un encuentro virtual.  Sin embargo, la situación se ve difícil de cambiar.

Mientras los choferes del interior reclaman una mejora salarial similar a la obtenida por los trabajadores del transporte del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), cuyos salarios básicos superaron los $ 600.000 en enero y los $ 700.000 en febrero, las empresas aseguran no contar con fondos para hacer frente a la situación.

Con el cambio de Gobierno nacional, se produjo un punto de inflexión en un servicio castigado desde hace años, que subsistía fundamentalmente por subsidios. La actual gestión decidió eliminar el fondo compensador del interior -principal fuente de ingresos para las empresas del interior del país- y aplicó una fuerte devaluación.

El resultado de las medidas se trasladó directamente al precio del boleto y el funcionamiento del servicio en muchas ciudades, aunque, para las empresas, estas medidas parecieran no ser suficientes en el contexto actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *