SENADO
La medida que tomó Victoria Villarruel por expreso pedido de Javier Milei

En medio de las polémicas por aumentos dentro de la política, la vicepresidente se sumó a lo hecho por Martín Menem en la Cámara de Diputados.

La vicepresidenta de la Nación y titular del Senado, Victoria Villarruel, tomó este lunes la decisión de sumarse a Martín Menem y revertir el aumento del 30 por ciento en las dietas de los senadores. Este hecho había generado una gran controversia al punto de llegar al Poder Ejecutivo, lo que terminó con la salida del ministro de Trabajo, Omar Yasin, del Gobierno.

En este contexto, Villarruel terminó con la incertidumbre que rodeó el fin de semana sobre su postura frente al incremento de los salarios de los legisladores. Según fuentes cercanas, la decisión se tomó luego de un pedido directo del presidente Javier Milei, quien impulsó el despido de Yasin durante el fin de semana.

Según se supo, a través de fuentes cercanas a Villarruel, la vicepresidente tenía la intención de consensuar la decisión con los líderes de los bloques. Uno de los argumentos esgrimidos es que el aumento fue concedido en el marco de una negociación salarial, lo cual generaba dudas en la titular del Senado.

La determinación de revertir el aumento fue comunicada mediante una resolución conjunta con Menem, anulando así una resolución firmada anteriormente por el ex vicepresidente de la Nación y presidente del Senado, Amado Boudou, y el ex diputado y presidente de la Cámara baja, Julián Domínguez, la cual establecía la equiparación y movilidad automática de las dietas.

 

El conflicto con las dietas de los legisladores

La semana pasada, Menem y Villarruel acordaron otorgar un aumento del 30% en las dietas de los legisladores nacionales, en línea con los incrementos que quedaron cristalizados en la paritaria de los trabajadores del Congreso de la Nación.

El desglose del aumento incluía un incremento retroactivo del 16% a partir del 1 de enero de 2024, seguido por un 12% a partir del 1 de febrero. A pesar de que la resolución conjunta del 23 de febrero pasado establecía este aumento, inicialmente excluía a los parlamentarios nacionales, aplicándose únicamente al personal de ambas cámaras legislativas.

Después de equiparar los salarios a la paritaria del personal legislativo (gremio APL), el sueldo base de un diputado nacional se situaría cerca de los dos millones de pesos brutos mensuales.

Además de estos incrementos, hay que tener en cuenta el plus por desarraigo que reciben los diputados y senadores que no representan a la ciudad de Buenos Aires ni a municipios cercanos del AMBA, así como los pasajes de avión y ómnibus, y los gastos de representación.

Horas después de haber anunciado el aumento y de contradecir una de las principales promesas de campaña de Milei, lo cual enfureció al jefe de Estado, La Libertad Avanza presentó un proyecto de resolución para revertir estos aumentos acordados entre Menem y Villarruel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *