PEQUEÑO FÉLIDO
«Margay», una especie de gato silvestre registrada por primera vez en la provincia de Corrientes

Investigadores de la UNNE presentaron los primeros registros documentados para la provincia de Corrientes de “Margay” (L. wiedii), una especie de gato silvestre muy poco conocida. Además, se trata de los registros más meridionales conocidos en Argentina para esta especie de félido.

El Margay, Leopardus wiedii, es un pequeño félido que se distribuye desde México hasta el Norte de Uruguay. En Argentina se contaba con registros sólo en las provincias de Salta, Jujuy y Misiones.

Aunque había sido mencionado nominalmente para la provincia de Corrientes, no existían evidencias de su presencia.

En ese sentido, recientemente se presentaron los resultados de los primeros registros documentados de esta especie en la provincia de Corrientes, en un artículo publicado en la Revista “FACENA”, de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

Los registros logrados fueron el resultado de varios años de relevamientos por parte de integrantes del Laboratorio de Ornitología y Mastozoología (LABOMA) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura de la UNNE, con la colaboración de personal del Establecimiento “Las Marías”, de Gobernador Virasoro, provincia de Corrientes.

“Estos hallazgos permiten adicionar a L. wiedii al ensamble de carnívoros de Corrientes, y extienden su distribución 65 km al Sur de la localidad más próxima conocida en Misiones, constituyendo así los registros más meridionales conocidos en Argentina”, se destaca en el artículo de la Revista FACENA.

Los registros se obtuvieron a lo largo de 2012 y 2019, en su mayoría por medio de cámaras trampas en bosques paranaenses, e incluso en el interior de forestaciones de pinos que podrían servir de corredores para el desplazamiento de estos gatos silvestres.

El estudio contó con la participación del doctor Mario Chatellenaz y de Marlene Zaracho, del Laboratorio de Ornitología y Mastozoología (FaCENA-UNNE) y de José Luis Anchetti, María Gabriela Villordo y Alejandro Gabriel Azcarate, del Establecimiento “Las Marías”.

“El hallazgo de Margay, junto con el registro reciente de otro gato manchado, el Tirica (Leopardus guttulus), suman dos nuevas especies a la mastofauna correntina, y demuestran cuán poco se conoce todavía sobre la misma”, resaltó el doctor Chatellenaz, responsable del LABOMA.

Los registros

Según describen los responsables del trabajo, el primer registro de Margay se obtuvo de manera fortuita, cuando un individuo fue hallado en el interior de un gallinero cercano a las viviendas de “Las Marías”.

Los siguientes registros se obtuvieron a través de cámaras trampa, en el curso de un muestreo de mamíferos realizado entre 2015-2019, que representaron un esfuerzo de muestreo de 2.866 días/cámara.

Los registros se pudieron, además, vincular con aspectos relacionados con los ambientes que frecuentaron, los desplazamientos realizados, dieta, y demás información aportada por el análisis de las fotografías tomadas de ejemplares de Margay en Corrientes.

 

La especie

El Margay está considerada una de las especies de félidos neotropicales menos conocidos, y en la Argentina está categorizada como especie “vulnerable”.

Es un félido manchado de pequeño tamaño (peso promedio: 3,3 kg) cuya distribución geográfica se extiende desde México hasta la porción Sur de Brasil, Norte de Argentina y Uruguay.

Habita selvas y bosques maduros y secundarios, incluyendo fragmentos de bosques en sabanas.

Tiene pelaje con largas manchas negras y rosetas de formas variadas, frecuentemente alargadas, con centro pardo-ocre, a los lados del cuerpo, a veces unidas formando bandas longitudinales.

Algo llamativo es la longitud y grosor de su cola, con una longitud superior al 70% de la de su cabeza y el cuerpo, más larga que la de otros gatos del género Leopardus.

Posee adaptaciones especiales para la vida en los árboles, con la notable capacidad de rotar su pata trasera 180°, lo que le permite descender por troncos con la cabeza por delante.

Se alimenta de insectos, reptiles, pequeños marsupiales, roedores, murciélagos y aves pequeñas, aunque ocasionalmente también captura presas de mayor tamaño.

Amenazas

La principal amenaza para la conservación de esta especie en Corrientes probablemente sea la degradación y pérdida de su hábitat, lo que también ocurre en otras áreas de su rango de distribución.

Los campos y malezales constituyen la ecorregión más biodiversa de la provincia, a pesar de los cuales menos del 1% de su superficie se encuentra protegida.

En ese aspecto, se resalta la importancia de la conservación de los fragmentos e isletas de selvas paranaense y de bosques en galería de la ecorregión de campos y malezales, que aportaría a la subsistencia de Margay, así como de otras especies de mamíferos.

 

El Margay en la Argentina está categorizada como especie “vulnerable”

 

Importancia de estudios

Desde el Laboratorio de Ornitología y Mastozoología (FaCENA-UNNE) destacaron la importancia de la confirmación de la presencia de “Margay” en la provincia de Corrientes, así como previamente del “Tirica”, como aporte al conocimiento de la fauna local.

Al respecto, señalaron la necesidad de seguir realizando estudios de campo para conocer la composición de la fauna de mamíferos de Corrientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *