ACTUALIZACIÓN
Con el aumento del salario mínimo podrían pagar ganancias más trabajadores registrados

El vocero presidencial Manuel Adorni anunció ayer que el Poder Ejecutivo estableció el SMVM en $180.000 para el mes de febrero y en $202.800 para marzo.

El incremento del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) a partir de febrero hasta los $180.000 podrá implicar que una mayor cantidad de los asalariados en relación de dependencia puedan llegar a pagar ganancias, ya que superan el valor establecido en el mínimo no imponible (MNI), actualmente en $2.340.000 mensuales.

En enero el salario mínimo fue de $156.000, y es el monto que rige por ley para establecer el MNI que son 15 SMVM mensuales, hasta la siguiente actualización que será en julio próximo.

El vocero presidencial Manuel Adorni anunció ayer que el Poder Ejecutivo estableció el SMVM en $180.000 para el mes de febrero y en $202.800 para marzo.

Los aumentos salariales de los últimos meses no fueron acordes al IPC –Índice de Precios al Consumidor-, en tanto que con la devaluación del peso en diciembre y el aumento de la inflación muchos salarios comenzaron a perder poder adquisitivo en términos reales

El Consejo del Salario llevó a cabo la reunión con cámaras y centrales obreras del sector, pero luego de varios días de negociación no llegaron a un acuerdo y este martes se conoció la decisión gubernamental.

Al respecto, el asesor tributarista Sebastián Domínguez sostuvo que “no fue razonable la reforma del impuesto a las ganancias para empleados que se realizó; la falta de actualización del MNI en línea con la inflación podría tener consecuencias significativas”.

“Con una inflación tan alta en los últimos meses, muchos empleados pronto podrían comenzar a tributar el impuesto a las ganancias”, advirtió.

La última reforma del Impuesto a las Ganancias fue aprobada en septiembre del año pasado por el Congreso y estableció crear un nuevo impuesto sobre los ingresos a partir de un monto equivalente a 15 SMVM, con una alícuota progresiva sobre el excedente que va del 27% al 35%, que se actualizará de manera semestral en base a la evolución del SMVM.

El asesor tributarista Sebastián Domínguez sostuvo que “no fue razonable la reforma del impuesto a las ganancias para empleados que se realizó; la falta de actualización del MNI en línea con la inflación podría tener consecuencias significativas”

La ley también estableció que se deberá considerar al comienzo del periodo fiscal el valor del SMVM vigente al 1 de enero y que la actualización será el 1 de julio de cada año fiscal.

Los aumentos salariales de los últimos meses no fueron acordes al IPC –Índice de Precios al Consumidor-, en tanto que con la devaluación del peso en diciembre y el aumento de la inflación muchos salarios comenzaron a perder poder adquisitivo en términos reales.

Domínguez, además, sostuvo que “lo razonable hubiese sido que la ley contemplara un MNI que se actualice en forma trimestral por IPC –Índice de Precios al Consumidor- con una cláusula gatillo que adelante la misma cuando la inflación acumulada dentro de ese período fuera igual o superior al 20%”.

En ese mismo sentido, también propuso que se podría tomar como base de cálculo del MNI el SMVM y actualizarlo por la variación del IPC “pero no supeditar el MNI a una cantidad de SMVM cuya determinación tiene que ver con cuestiones de índole política que nada tienen que ver con la capacidad contributiva”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *