DENGUE
Científicos del Conicet lanzaron un biolarvicida para combatir criaderos del Aedes aegipty

Autoridades y especialistas destacaron que se trata de una alternativa «amigable con el medio ambiente» y detallaron que «no representa ningún riesgo para el humano ni para los animales domésticos, es totalmente inocuo y de probada efectividad».

Un biolarvicida, creado por el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y el Ministerio de Salud de Tucumán, fue presentado en la provincia con el fin de eliminar los criaderos del mosquito que trasmite el dengue, el Aedes aegipty, especialmente en lugares de difícil acceso y las autoridades y especialistas destacaron que se trata de una alternativa «amigable con el medio ambiente.

Esta es una herramienta más para contrarrestar el dengue en la provincia», dijo el ministro de Salud de Tucumán, Luis Medina Ruíz, al presentar el producto que comenzó a elaborarse el año pasado a partir de un convenio de colaboración firmado entre el Conicet y la cartera sanitaria provincial.

El funcionario destacó que «esta herramienta tiene acción en superficies grandes y difíciles de erradicar el vector, por lo que estamos muy contentos de tener nuevas estrategias contra el dengue».

Por su parte, el director del CCT NOA-Sur Conicet, Augusto Bellomio, explicó que el «biolarvicida consta de las esporas de una bacteria que producen una toxina que afecta el desarrollo de las larvas de los mosquitos, no solamente del Aedes aegypti, sino también de otros mosquitos e insectos».

Añadió que esta herramienta «ayuda al control de las larvas, que es donde hay que actuar para poder cortar el ciclo de vida del mosquito» y aclaró que «es fundamental tomar otras medidas en forma conjunta como la eliminación de las fuentes donde se puedan criar los insectos»

En ese sentido, señaló que el biolarvicida se puede utilizar «en lugares de difícil acceso, o donde hay montículos de basura, de vehículos, en los cuales no se puede hacer una eliminación de la fuente».

El producto «se aplica por fumigación, en gotas grandes y su duración depende de la espora de la bacteria, permanece ahí, pero no se tiene que lavar, depende también de las condiciones del tiempo y de que no haya muchas lluvias», indicó el especialista.

Además, sostuvo que «no representa ningún riesgo para el humano ni para los animales domésticos, es totalmente inocuo y de probada efectividad».

En tanto, el director de proyectos del CCT NOA-Sur Conicet, Dirk Trotteyn, sostuvo que «es un desafío para nosotros que tomamos las principales problemáticas y trabaja articuladamente entre Tucumán, Santiago y Catamarca, con 23 unidades ejecutoras de todas las áreas científicas, para buscar alternativas y soluciones tecnológicas que ayuden a mejorar los distintos inconvenientes que tiene la población».

En cuanto al biolarvicida, destacó que «es una alternativa más a todo el trabajo mancomunado que se está haciendo desde el Gobierno de la Provincia, el Ministerio de Salud Pública, las comunas e intendencias y toda la comunidad desde sus hogares» e insistió en que «la prevención del mosquito que transmite el dengue es un trabajo en donde tiene que intervenir toda la población».

Este producto es «totalmente amigable con el medio ambiente y con la salud humana y por ello se constituye como una herramienta más para todo este paquete tecnológico que se está manejando desde la cartera de Salud», concluyó el especialista.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *