CASI UN MES DESPUÉS DE ASUMIR
Milei fijó residencia en la Quinta Presidencial de Olivos

El Presidente adelantó que no va a usar el helicóptero de Presidencia y que trabajará desde su residencia, aunque se trasladará los martes y los jueves a la Casa Rosada para las reuniones de gabinete.

El presidente Javier Milei se mudó ayer a la Quinta de Olivos, la residencia habitual de los jefes de Estado situada en la zona norte del Gran Buenos Aires, desde donde trabajará la mayor parte de la semana, con la excepción de los martes y los jueves, días en los que encabezará las reuniones de Gabinete en la Casa Rosada.

«A partir de hoy la residencia del presidente Milei será la residencia presidencial de Olivos», anunció por la mañana el portavoz presidencial, Manuel Adorni, en su habitual conferencia de prensa diaria en Casa Rosada.

De esa forma, sin dar precisiones, Adorni dijo que se concreta finalmente la mudanza del jefe de Estado a Olivos, ubicada en la localidad del mismo nombre en el partido bonaerense de Vicente López.

El domingo, en una entrevista con Radio Mitre, Milei ya había adelantado que se mudaría a partir de este lunes, tras vivir los últimos meses, durante la campaña electoral y desde que fue electo presidente, en el hotel Libertador, en la avenida Córdoba al 800 de Buenos Aires.

El Mandatario explicó que una de las razones de la demora en el traslado a Olivos fue la construcción de los caniles para los cuatro perros de raza mastín inglés que posee.

Milei había revelado en esa entrevista que «mañana (por hoy) me instalo» en la Quinta Presidencial del Olivos, donde pasará la mayor cantidad de su tiempo, pero aún no irán sus perros.

«Lo que pasa es no se pueden mudar mis hijitos (como llama a sus canes) porque los mastines son muy grandes. Milton (uno de los perros) mide dos metros (parado) en dos patas y pesan 100 kilos, y la casa para que estén no es una construcción muy fuerte», describió Milei.

Los materiales que se necesitan para reforzar los caniles «son importados y estoy esperando que lleguen; no quiero ningún privilegio», aclaró el Presidente.

Milei dijo además que no va a usar el helicóptero presidencial y que trabajará en Olivos, aunque se trasladará los martes y los jueves a la Casa Rosada para las reuniones de gabinete.

Ya hoy por la mañana el jefe de Estado realizará ese primer recorrido terrestre hasta la sede del Poder Ejecutivo, para encabezar a las 8 el encuentro con sus ministros.

Durante las dos primeras semanas de gestión, las reuniones de gabinete en Casa de Gobierno eran diarias y luego se espaciaron para los martes y jueves, como apuntó el propio Milei.

Antes de asumir la presidencia, el 10 de diciembre pasado, el Mandatario había dicho que era su propósito no solo vivir sino trabajar también en la Quinta de Olivos, dejando la Casa Rosada solamente para algunas actividades puntuales.

De este modo, desde este lunes Milei deja el Hotel Libertador, en avenida Córdoba 690, donde se alojó durante la campaña electoral y en los primeros 28 días de su gobierno.

El Mandatario había concurrido a la Quinta de Olivos en la mañana del 21 de noviembre pasado, en oportunidad de un encuentro con su antecesor Alberto Fernández, donde dieron inicio formal al proceso de transición.

Milei había ido acompañado en aquella oportunidad por Nicolás Posse, actual jefe de Gabinete.

Por otra parte, el presidente trabajó durante todo el día en su despacho del primer piso de Casa Rosada y a las 17 recibió la visita de su pareja, Fátima Florez.

A las 18,30, ambos salieron al tradicional balcón de calle Balcarce 50 a saludar a la gente que estaba por Plaza de Mayo y minutos después se retiraron juntos por la explanada que da a la avenida Rivadavia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *