CONFLICTO EN MEDIO ORIENTE
Asesinaron al número 2 de Hamas en un ataque israelí con drones en el Líbano

Uno de los líderes del movimiento islamista palestino, Saleh al-Arouri, falleció al caer la noche como consecuencia de la explosión originada por un dron en el suburbio de Mashrafiyah, según informaron desde un canal televisivo de Hezbollah.

El número dos de Hamas, Saleh al-Arouri, murió hoy en un ataque israelí al sur de Beirut, la capital del Líbano, informó el propio movimiento islamista palestino, mientras que el primer ministro libanés consideró que la agresión podría agravar el conflicto de su país con Israel.

«Martirio del vicepresidente del buró político de Hamas, jeque Saleh al-Arouri, en un ataque sionista en Beirut», indicó el grupo en un comunicado difundido por Al-Aqsa TV, su canal oficial, y otros medios.

En tanto, el canal Al-Manar, del movimiento chiita libanés Hezbollah, dijo que Al-Arouri falleció al caer la noche en un ataque de un dron israelí en el suburbio de Mashrafiyah e imágenes televisivas mostraron autos dañados y escombros en una vasta zona frente a un bloque de edificios, y un incendio a la distancia.

El ataque fue dirigido contra la oficina de Hamas en el suburbio sur de Beirut, bastión de Hezbollah, respaldado por Irán, informó una fuente de seguridad libanesa a la agencia de noticias AFP.

Es la primera vez desde el inicio de la guerra en Gaza que Israel bombardea la capital libanesa. Los enfrentamientos entre el ejército israelí y Hezbollah, aliado de Hamas, se habían limitado hasta ahora a las zonas fronterizas en el sur de Líbano

Un fotógrafo de la misma agencia vio cómo dos plantas del edificio volaron por los aires. A la zona acudieron rápidamente ambulancias.

«Los cobardes asesinatos llevados a cabo por la ocupación sionista contra los dirigentes y símbolos de nuestro pueblo palestino dentro y fuera de Palestina no conseguirán doblegar la voluntad y la firmeza de nuestro pueblo, ni socavar la continuación de su valerosa resistencia», afirmó en un comunicado el alto cargo de Hamas Izzat al-Rishq, citado por Times of Israel.

El ataque «demuestra una vez más el abyecto fracaso del enemigo en la consecución de cualquiera de sus objetivos agresivos en la Franja de Gaza», indicó el texto.

Según la Agencia Nacional de Noticias del Líbano (ANN) al menos seis personas murieron en el bombardeo, llevado a cabo con un dron. En un primer momento, la agencia había comunicado un saldo de cuatro muertos.

De acuerdo con esa fuente, en el momento del ataque «se estaba realizando una reunión de formaciones palestinas» en el edificio.

El gobierno de Israel aún no hizo comentarios sobre el hecho, pero las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) solo afirmaron que el ejército «está preparado para todos los escenarios, centrado en combatir a Hamas», según recogió el diario israelí Haaretz.

En noviembre, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que había «dado instrucciones» para «actuar contra los jefes de Hamas dondequiera que se encuentren» como represalia por el ataque de los milicianos del grupo del 7 de octubre pasado, cuando asesinaron a unas 1.200 personas, la mayoría de ellos civiles, y secuestraron a unas 240 personas, incluyendo una veintena de argentinos.

Al menos 22.185 palestinos, en su mayoría mujeres y niños, murieron desde entonces en bombardeos israelíes en la Franja de Gaza y 57.035 resultaron heridos, informó este martes el Ministerio de Salud local.

El primer ministro de Líbano, Najib Mikati, condenó el ataque en una declaración difundida a través de la red social X.

«Este ataque es un nuevo crimen israelí que definitivamente busca llevar a Líbano a una nueva fase de enfrentamientos después de los continuos ataques diarios en el sur, que han provocado un gran número de mártires y heridos», denunció Mikati.

Mikati señaló que dicho ataque implica definitivamente a Líbano en un conflicto a pesar de sus esfuerzos para distanciarse de la campaña israelí sobre la Franja de Gaza.

Al mismo tiempo, dijo que Israel recurre a «exportar sus fracasos» en la Franja Gaza a la frontera sur de Líbano con el fin de imponer «nuevas realidades» bélicas, según citó la agencia de noticias Europa Press.

Israel «no se ha cansado de matar y destruir a todos, cerca y lejos (…) la decisión de ir a la guerra está en manos de Israel, y lo que se necesita es disuadirlo y detener su agresión», subrayó el primer ministro libanés.

En Líbano desde 2018, Al-Arouri estuvo antes detenido en cárceles israelíes durante 12 años y fue liberado en 2010, bajo condición de exiliarse.

Se le atribuye la responsabilidad de varios ataques contra Israel desde suelo libanés.

Al-Arouri ha sido uno de los principales intermediarios en la liberación de los rehenes tomados por Hamas el 7 de octubre. Hace un mes, en declaraciones a la cadena de televisión Al Jazeera, afirmó que el resto de prisioneros eran soldados o antiguos soldados y que no serían liberados hasta que Israel pusiera fin a los ataques sobre la Franja de Gaza.

El líder de Hamas, Ismail Haniyeh, dio previamente un discurso televisado en el que se refirió a las negociaciones sobre una posible segunda tregua de los combates.

«Los prisioneros del enemigo solo serán liberados en las condiciones que establezca la resistencia», dijo hoy Haniyeh, sin dar más detalles. Más de un centenar de rehenes siguen cautivos en Gaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *