UNNE
Ensayan la eficacia antiinflamatoria y anticancerígena de especies autóctonas del Iberá

El Laurel Amarillo, Abuta y Sangre de Drago son las especies con las que la estudiante de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste, María Victoria Figueroa, testeará de manera directa con animales. Estos estudios preclínicos le hicieron acceder a una Beca de Estímulo a las Vocaciones Científicas (EVC-CIN).

Existen determinados mecanismos biológicos que son característicos en infartos de miocardio, accidentes cerebrovasculares y diversos tipos de cáncer. Uno de esos mecanismos es la hipoxia, término que hace referencia a una reducción del flujo de sangre a través de un sector del organismo o en su totalidad.

De mantenerse una hipoxia crónica sostenida, toda la maquinaria celular del organismo comienza a trabajar con el único objetivo de restablecer el equilibrio entre todos los sistemas necesarios para sobrevivir y funcionar de manera adecuada (homeostasis).

También es habitual que la hipoxia sea un factor subyacente a mecanismos inflamatorios de diferente índole, como los que acompañan a las infecciones (sepsis) y diversos tipos de carcinomas sólidos.

Para seguir comprendiendo los procesos biológicos de determinadas enfermedades, la validación de nuevas dianas terapéuticas, el descubrimiento y ensayo de nuevos fármacos, se hace necesario testear “in vivo”. En esos casos la experimentación se realiza con animales, debido a la posibilidad de que reproduzcan la mayoría de las características de una enfermedad humana y así poder probar la eficacia de las nuevas drogas.

En esta línea metodológica, la estudiante de la Carrera de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), María Victoria Figueroa, accedió a una Beca de Estímulo a las Vocaciones Científica (EVC-CIN), proponiendo poner a punto modelos experimentales utilizando ratones (cepa Balb-c) “para la evaluación de los efectos antiinflamatorios y antitumorales de extractos vegetales de especies autóctonas del Iberá”.

Entre las especies que Figueroa evaluará en situaciones de normoxia e hipoxia sistémica, están el Laurel Amarillo (Nectandra angustifolia); Abuta (Cissampelos pareira) y Sangre de Drago (Croton urucurana). La normoxia se da cuando los niveles de oxígeno son adecuados para llevar a cabo los procesos celulares normales; y la hipoxia sistémica, es la reducción del flujo de sangre a través de un sector del organismo o en su totalidad.

El proyecto se denomina “Implementación de modelos murinos (ratones) in vivo para estudios preclínicos con productos naturales del NEA argentino” y será dirigido por la doctora María Victoria Aguirre y codirigido por el doctor Juan Todaro, ambos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Nordeste.

Este enfoque experimental permitirá evaluar el potencial antitumoral y antiinflamatorio, de los extractos en base a preparaciones que surjan de la mezcla de una o más especies autóctonas del Iberá.

Se prepararán los ratones generando en ellos un cuadro de hipoxia sistémica, tras lo cual se le suministrarán las preparaciones farmacológicas. Se implementará la hipoxia por simulación de altitud persistente y/o intermitente con cámara hipobárica (0,4 atm).

Se evaluará y comparará también la normoxia, es decir el estado que el animal alcance cuando los niveles de oxígeno son adecuados para llevar a cabo los procesos celulares normales.

Inflamación Sistémica

En investigaciones experimentales, uno de los modelos generalizados de inflamación es el síndrome de respuesta inflamatoria sistémica inducido por LPS (SIRS). El lipopolisacárido (LPS) se encuentra abundantemente en la membrana externa de las bacterias gramnegativas y es un potente estimulador de la respuesta inmunitaria.

Para realizar las observaciones, la becaria logrará en las ratas una situación de inflamación sistémica, con una dosis sub-aguda de LPS, distribuida en dos administraciones en animales normóxicos e hipóxicos comparando la expresión de citoquinas proinflamatorias en lotes con y sin tratamiento con los extractos vegetales en estudio.

La citoquina proinflamatoria es un tipo de molécula de señalización celular que indicarían inflamación.

Por otra parte, se implementará en otro lote de animales un modelo de tumor (carcinoma) de células precultivadas de líneas tumorales humanas. La becaria evaluará el efecto y reversión del carcinoma con la administración de los extractos etanólicos de las especies autóctonas.

Los extractos etanólicos de vegetales en estudio serán preparados por el Laboratorio de Productos Naturales, Armando Ricciardi, de la FaCENA UNNE, mientras que la becaria llevará adelante su proyecto en el Laboratorio de Investigaciones Biomédicas de la Facultad de Medicina de la UNNE.

En el año 2022 se inauguró el nuevo Bioterio de la Facultad de Medicina. En esta unidad se alojan los animales que son utilizados con fines experimentales, de enseñanza o pruebas de control.

“Somos optimistas en que estas experiencias in vivo, permitirá la validación de los efectos de diversos productos naturales con potencial antiinflamatorio y anticancerígeno dado que la hipoxia es una condición que subyace en procesos inflamatorios y oncológicos” afirmó el doctor Juan Todaro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *