EN BUENOS AIRES
Un nuevo mural dedicado a Messi celebra el aniversario de Argentina Campeón del Mundo

Martín Ron plasmó en el muro una foto que muestra al jugador con el puño cerrado y el brazo levantado, a modo de celebración, y con la cinta de capitán y las tres estrellas plasmadas en la camiseta.

Entre banderas albicelestes y al ritmo del clásico cantito «Dale, campeón» se inauguró este lunes en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano un mural de 35 metros de alto por 15 de ancho realizado por el artista Martín Ron que captura a Lionel Messi tras convertir el primer gol en el partido contra México, cita clave para su consagración en el Mundial de Qatar, con motivo del primer aniversario de la conquista de la Copa del Mundo.

El argentino galardonado con el premio al «Mejor Mural» ya había retratado a otro ídolo del fútbol a pocos metros de este nuevo lanzamiento. En el marco de un nuevo aniversario del nacimiento de Diego Armando Maradona, Ron había eternizado su figura en el mural más grande que se creó hasta el momento en honor al 10. La obra, que cuenta con 40 metros de ancho por 45 de alto, se encuentra ubicada en el barrio de San Cristobal de Buenos Aires, en Avenida San Juan y Solís.

En diálogo con Télam, Ron recuerda el mural de Maradona: «Se hizo en una pared que veía en mi recorrida por la ciudad hace más de 10 años y siempre dije que tenía un potencial enorme porque es una pared muy grande para un mural con una panorámica bastante larga, o sea, se ve desde Entre Ríos y está abrazado por avenida San Juan y autopista».

«Los murales se caracterizan primero por la riqueza visual, por la historia que queremos contar y por el lugar estratégico en el que se ubica porque es pintura popular»

Martín Ron

Cuando al artista le llegó la convocatoria para pintar a Diego Maradona, no dudó un segundo entonces propuso realizar la obra en esa pared, que la terminó coronando como el mural más grande del mundo. «Diego Maradona, entre miles y miles que hay pintados en el mundo, es impresionante», dice todavía con emoción.

«Los murales se caracterizan primero por la riqueza visual, por la historia que queremos contar y por el lugar estratégico en el que se ubica porque es pintura popular», explica el artista y destaca la «monumentalidad» que caracteriza a estas obras pictóricas que «generan impactos positivos para la comunidad» y tienen «un enorme potencial de embellecer los entornos».

Por estos días, Ron volvió a desafiar la inmensidad a poco del aniversario de Argentina como campeón en el Mundial de Qatar 2022 luego de la agónica final contra Francia. Todo este proceso lo compartió en sus redes sociales con sus seguidoras y hoy, en el marco de los festejos, se reunieron influencers, periodistas y también familiares y amigos del muralista para inaugurar la obra dedicada a Messi que aparece pintada en la Avenida 9 de Julio y Belgrano.

Durante el festejo, las personas se sacaron selfies con el mural y muchos de los conductores que atravesaron la Avenida Belgrano, tocaron bocinas para sumarse a la celebración. Todo el que pasó por allí no pudo evitar levantar la cabeza para admirar al ídolo popular eternizado en la pared.

Las más de cincuenta personas presentes, además de felicitar al artista por su maravillosa creación, volvieron a entonar la canción que hoy es casi un himno: «Muchachos, ahora nos volvimos a ilusionar. Quiero ganar la tercera. Quiero ser campeón mundial». Y Ron, como si de una celebridad se tratara, firmó remeras de Argentina a niños que se acercaron a saludarlo y le pidieron autógrafos.

«Pintar a Messi era una asignatura pendiente, lo mismo que Maradona. Me reservé esas dos oportunidades para hacer algo a lo grande, bien oficial y de la mano YPF se pudo dar», confiesa Ron para quien este trabajo es «una satisfacción doble», por representar a estas figuras populares haciendo lo que más ama, que es pintar, y por su pasión de hincha.

Tantas imágenes de Messi dando vueltas por el mundo pero Ron elige la que muestra al jugador con el puño cerrado y el brazo levantado, a modo de celebración, y con la cinta de capitán y las tres estrellas plasmadas en la camiseta.

«Me decidí por esta imagen para generar puntos de conexión con la obra del mural de Diego Maradona», precisa Ron, quien tenía la premisa de «no recrear una imagen que ya sea muy vista, sino darle la oportunidad a un momento por ahí inadvertido, que para mí es importante, que es la derrota, porque el fútbol no siempre es victoria».

«Pintar a Messi era una asignatura pendiente, lo mismo que Maradona. Me reservé esas dos oportunidades para hacer algo a lo grande, bien oficial y de la mano YPF se pudo dar»

Martín Ron

En este caso, la imponente figura de Messi busca transmitir «un capitán seguro, sereno, a quien se le allana el camino a la gloria. Particularmente el partido contra México fue el partido más difícil pero también fue el trampolín al éxito, al triunfo», detalla el autor de la obra.

La inmensa alegría que trajo la victoria de Argentina en el mundial fue canalizada en muchos murales a lo largo y ancho del país. Pocos días después de la victoria, la locura por Messi se encontró plasmada en barrios y ciudades desde Rosario en Santa Fe hasta Villa Fiorito en Buenos Aires, de Palermo a Quilmes y también en Córdoba.

«El arte mural está muy asociado a lo popular y un tema recurrente siempre es retratar ídolos populares», dice Ron que además pintó a Carlos Tévez en Fuerte Apache pero que, mayormente, se dedica a crear personajes inventados despersonalizados que cuentan una historia. En caso de ver una niña con globos, es posible que el peatón se encuentre frente a una obra de Ron.

«Si bien yo me dedico a hacer obras donde mis personajes son anónimos, despersonalizados o no representan alguien conocido, para poder contar una historia disociada del contexto, cuando amerita la situación me permito pintar ídolos populares, que históricamente van de la mano del concepto de monumento», señala el muralista y precisa que se trata de un trabajo que «ejercita la memoria de un momento que de tanta gloria nos llenó».

«Recuerdo cuando salimos al Obelisco hace exactamente un año. Éramos argentinos y nada más que argentinos alegres y orgullosos por la tercera copa. Así que un mural en la vida pública que toma por sorpresa a la gente que va a trabajar y de pronto se encuentra con estos monumentos y automáticamente se retrotraen a qué es lo que estaban haciendo en el momento de la victoria es impresionante», explica.

El 30 de octubre, cuando inauguraron la obra de Maradona, surgió la oportunidad de pintar a Messi y -junto con los auspiciantes- Ron decidió que, de ganar Lionel la tercera copa, iban a repetir la historia a  un año de la final de Qatar. Ambos murales contaron con la aprobación oficial de la familia de Maradona y del mismísimo Lionel Messi.

«Recuerdo cuando salimos al Obelisco hace exactamente un año. Éramos argentinos y nada más que argentinos alegres y orgullosos por la tercera copa. Así que un mural en la vida pública que toma por sorpresa a la gente que va a trabajar y de pronto se encuentra con estos monumentos y automáticamente se retrotraen a qué es lo que estaban haciendo en el momento de la victoria es impresionante»

Sobre el trabajo de producción previo, detalla: «Hicimos algunas maquetas del mural, seleccionamos fotos. Esta era mi favorita por el paralelismo que encontraba con la figura de Diego Maradona. Y a Lionel le gustó y la aprobó. De alguna manera participó en la elección y acá lo estamos pintando», recrea.

En el primer aniversario de que ‘la Scaloneta’ haya ganado el Mundial, el artista que inmortalizó a Messi «con un puño en alto en pleno campo de batalla» celebra la hazaña y dice: «Dicho y hecho, ganamos y acá estamos inaugurando esta obra».

«Quise retratar a estos guerreros en el campo de batalla, en el momento justo que se están jugando todo», concluye sobre su más reciente mural, ya a la vista del pueblo argentino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *