1980-8/12-2023
A 43 años sin John Lennon, canciones inmortales y una tragedia que marcó el final de los años ’70

El 8 de diciembre de 1980, el músico murió asesinado por Mark David Chapman. Tenía 40 años y ya era toda una leyenda.

Era el 8 de diciembre de 1980. Faltando 10 minutos para las 11 de la noche, John Lennon regresaba en auto hasta su departamento, en el emblemático edificio Dakota, frente al Central Park de Nueva York. Venía de una sesión de grabación junto a su mujer, Yoko Ono. Ya apuraba el paso por el hall de entrada cuando escuchó un grito de “¡Mr. Lennon!” a sus espaldas.

No llegó a darse vuelta, porque enseguida se sintieron los disparos. Cinco balazos en la zona del pecho, que lo derribaron.

Parafraseando una de sus canciones, «Era un día como hoy, hace 43 años».

El arma asesina (un revolver .38 Special) pertenecía a Mark David Chapman, un joven de 25 años, quien unas horas antes, cuando Lennon salía hacia el estudio, ya lo estaba esperando en la puerta del Dakota para pedirle un autógrafo; Lennon le dedicó la cubierta de su último album, Double Fantasy.

El momento en que John Lennon le firma un autógrafo a su asesino, Mark David Chapman, unas horas antes de la tragedia.

 

Tras los disparos, y mientras llegaba la ambulancia, Chapman se quedó entre shockeado y perplejo, sentado en la vereda. Cuando la policia lo arrestó, tenía el arma y un ejemplar de El guardian en el centeno, la célebre novela de J.D. Salinger. (La había comprado esa misma mañana; a modo de auto-dedicatoria escribió: «Esta es mi declaración», y firmó Holden Caulfield, el personaje central de la novela).

La foto policial de Mark David Chapman cuando fue detenido por el asesinato de Lennon.

 

Lennon fue llevado de urgencia al Roosvelt Hospital, donde fue declarado muerto a su llegada, sobre las 11:20 de la noche.

Los Beatles se habían separado en 1970, pero ahora sí, el sueño había terminado. Fue un momento bisagra en la historia. Para muchos, el final de los años ’70. Habían matado al beatle que más se había involucrado con la militancia antibélica (“peace and love, man”), con el recuerdo de Vietnam intacto.

John Lennon en vivo, en una de sus pocas apariciones como solista.

 

Con él se esfumaba, también, el deseo siempre latente de los millones de fans en el mundo que venían fantaseando con la posibilidad de volver a ver juntos a los Beatles.

 

Siempre creativo e inquieto

John Winston Lennon nació el 9 de octubre de 1940, en Liverpool, Inglaterra. Pero sin dudas, la fecha clave en su historia -y en la historia de la cultura popular toda- es el 6 de julio de 1957. Ese día Lennon conoció a Paul McCartney en los jardines de la iglesia St. Peter, en Woolton.

John Lennon junto a George Harrison y Paul McCartney, en los comienzos de los Beatles.

 

Enseguida lo invitó a sumarse al grupo que había formado un año antes, The Quarrymen. John tenía 16 años, Paul, 15: surgían los Beatles, claro, y a la vez la sociedad creativa más importante no sólo del pop sino de la canción popular hasta nuestros días.

Basta con pensarlo, apenas, para decir de memoria canciones inolvidables, temazos como Yesteday, Let It Be, Hey Jude, Help, Day Tripper, Yellow Submarine, Eleanor Rugby, Come Together, y así podríamos seguir… cada uno tendrá su propio greatest hits.

Clásicos firmados de a dos, como acostumbraban (siempre Lennon y McCartney, fuera de quien fuera el tema) y 13 discos oficiales entre 1962 a 1970, con picos insuperables como Rubber soul, Revolver, Sgt. Pepper, The Beatles (el Album Blanco) y Abbey Road. Sólo con uno de ellos, cualquier otro músico estaría en la historia.

Los Beatles en el célebre programa televisivo «The Ed Sullivan Show», en febrero de 1964.

 

Canciones inmortales

En el pop, el éxito siempre se midió en discos de oro y en hits escalando en el ranking Billboard. Pero Hollywood nunca se quiso quedar afuera. Y así como en su momento supo hacer películas diseñadas a la medida de Sinatra o Elvis, también hubo que «exprimir» al furor por los Beatles.

Los Beatles cuando recibieron una condecoración de la Reina. John Lennon luego la devolvió.

 

En 1965 filmaron Help!, con unos beatles chaplinescos en blanco y negro, dirigidos por el británico Richard Lester. El tema central de la peli es de John, y pese a tanta euforia musical, Lennon sintetizó así su estado de ánimo: «En esa época, realmente estaba pidiendo ayuda.»

John Lennon en la época de los Beatles, antes de iniciar una carrera como solista.

 

Y hablando de colaboraciones con su socio, A Day in the Life, el final de esa ópera psicodélica que es Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967), está condiderado, según varias encuestas, «El Mejor Tema de los Beatles» (si es que eso pudiera establecerse). Compuesto básicamente por Lennon a partir de noticias del diario («I read the news today, oh boy»), también es cierto que McCartney terminó aportándole al tema algunas líneas y el genial arreglo orquestal.

John Lennon en una foto tomada apenas unos días antes de su asesinato.

 

Si a Paul cabe asociarlo como el beatle más melódico y hitero, y Harrison el más místico, Lennon fue, sin dudas, el abanderado de las luchas sociales. Algo de eso expresaba en Revolution, del Álbum Blanco (1968).

Para el final, para sintetizar al Lennon solista. Imposible no pensar en Imagine, ese himno a la paz difundido hasta el cansancio, sobre todo a la hora de los tributos.

«Imagina a la toda la gente viviendo en paz, podrás decir que soy un soñador, pero no soy el único».

Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *