PRUEBA
Sangre de Fernando Báez Sosa en prendas de Máximo Thomsen, Matías Benicelli y Ciro y Luciano Pertossi

Fernando Burlando, abogado de la familia del joven asesinado, confirmó que el material genético fue encontrado en una camisa, tres pantalones y tres zapatillas.

Rastros de sangre de Fernando Báez Sosa fueron hallados en al menos siete prendas de vestir secuestradas a los ocho acusados por el crimen cometido en Villa Gesell, entre ellas, dos zapatillas de Máximo Thomsen y una camisa de Matías Benicelli.

Según este informe, tanto el calzado de Thomsen (23) como la camisa de Benicelli (23) y otras cuatro prendas de algunos de los rugbiers tenían manchas hemáticas que coincidían con las muestras correspondientes al joven asesinado.

En ese sentido, aseguró que ambas zapatillas marca Cyclone talle 40/41 usadas por Thomsen la madrugada del crimen tenían en total tres rastros de sangre de la víctima.

Se trata del mismo calzado cuya impronta quedó marcada en el maxilar inferior de Fernando, tal como confirmó una pericia scopométrica.

De su informe de 47 páginas, se desprende que la camisa floreada, que tenía tres manchas de sangre, tenía rastros compatibles con el perfil genético de Benicelli.

Al término de la audiencia, el abogado de la familia de Báez Sosa, Fernando Burlando, señaló que, en base a distintos elementos, la querella pudo establecer que el pantalón de gabardina gris mencionado -con dos manchas- era de Luciano Pertossi (21), uno de los jeans pertenecía a Ciro Pertossi (22), y el otro y la zapatilla eran de Benicelli.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.