CHOFERES SIN COBRAR
Libres lleva 7 días sin transporte público de pasajeros

Los choferes de las dos empresas prestatarias del servicio se encuentran de paro desde el viernes 6. Reclaman el pago del sueldo de diciembre. El empresario dice que no puede cumplir con esa obligación porque la Justicia le impide aumentar el costo del pasaje. Entre idas y venidas, los libreños padecen las consecuencias.

Los conductores de las unidades de las empresas TIG y Minibús se encuentran haciendo un paro de actividades a partir la 0 hora del viernes de la semana pasada, 6 de enero. Y, por ende, los habitantes de la ciudad de Paso de los Libres no cuentan con servicio de transporte público urbano de pasajeros desde ya hace 7 días.

Los trabajadores venían reclamando el pago del sueldo de diciembre de 2022 desde hacía varios días antes, pero en la víspera del Día de los Santos Reyes Magos, lejos de esperar el tradicional regalo resolvieron llevar adelante la medida de fuerza extrema de suspender sus actividades en demanda del pago del salario del mes pasado.

El empresario Mario Caiso arguye que no puede pagarles debido a que una medida judicial impide que se ejecute el aumento del precio del pasaje, de $35 -que es valor actual- a $70 o $90. Y es verdad, pues existe un amparo resuelto por la Justicia a solicitud de la Asociación de Usuarios y Consumidores de la Provincia de Corrientes (AUC), el cual deja sin efecto la última audiencia pública convocada al efecto por entender que existen múltiples irregularidades.

No obstante ello, más allá de la veracidad del argumento del dueño de TIG y Minibús, no debería ser causa que imposibilite que se abonen los sueldos a los empleados; pues deberían preverlo, como lo hace cualquier empresa seria.

Los sueldos de los empleados deben abonarse en tiempo y forma, y no supeditarlos a situaciones coyunturales que son el resultado de años de mal manejo de la cuestión del transporte público en esta ciudad. Para lo cual el empresario contó siempre con la anuencia de los gobiernos municipales y de los concejales, que no hacen las cosas como corresponde a pesar del permanente cuestionamiento de los sectores que pretenden que Libres tenga un servicio de transporte urbano de pasajeros a la altura de las circunstancias y dependiente de ocasionales caprichos políticos.

En este marco, Caiso convenció esta semana a los trabajadores del volante de que se movilicen y manifiesten frente a los tribunales provinciales locales y a la Intendencia Municipal para reclamarles que actúen para liberarle la posibilidad de aumentar el precio del boleto. Algo que se concretó el lunes pasado (9 de enero) y resultó, obviamente, infructuoso; aun cuando lograron reunirse con el juez subrogante Daniel Insaurralde y el intendente Martín Ascúa.

La tensión continuó después de esa fracasada movida y ayer, a partir de que las negociaciones no avanzaron y que el empresario no cumple con la promesa de depositar los montos del salario y del segundo aguinaldo, los trabajadores decidieron continuar con la medida de fuerza inclusive hoy. Ello, en el marco de un plan de lucha que cuenta con el respaldo de la Delegación Corrientes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), cuyo delegado local es Jorge Yersul.

Lamentablemente, lo cierto es que los ciudadanos/usuarios son quienes sufren las consecuencias de la medida de fuerza que, aunque justificada, deja a pie a miles de ellos o los obliga a trasladarse en medios de transporte de valores más elevados para poder cumplir con sus quehaceres u obligaciones laborales.

Y ante esto, la parsimonia de los órganos provinciales y municipales que debieran intervenir, y del Concejo Deliberante.

Fotos: Libres Te Informa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.