NOVEDAD
Los asientos reclinables de los aviones podrían desaparecer

Cuál es el futuro para los pasajeros en la industria de la aviación. Un análisis de las ventajas y desventajas.

Viajar en avión muchas veces puede resultar un dolor de cabeza si el «vecino» reclina el asiento, más teniendo en cuenta si el trayecto puede durar varias horas. Este tipo de asientos ha generado un sinfín de debates sobre su correcto uso o no, instalando el debate que podría llevar a su ocaso.

John Walton, periodista de la CNN, inició una investigación sobre el uso y por qué podría estar llegando a su fin. Hasta no hace mucho los asientos de todas las clases turistas de las aerolíneas contaban con ello, ahora los modelos han evolucionado, limitando su uso. La pregunta es, ¿por qué?

 

Cómo funciona el dispositivo

Walton se pregunta primero sobre el sistema operativo. Su explicación terminó siendo lo más técnica y sencilla posible: existe un mecanismo oculto en la estructura debajo del almohadón del asiento, es un pivote que a través de los cables conecta al botón del reposabrazos. Un recipiente neumático hace que el asiento vuelva a posición vertical y que los fabricantes lo llaman cinemática.

Esto no es gratis. Para las aerolíneas es un costo: primero de mantenimiento porque puede romperse por el desgaste o porque los pasajeros no lo tratan con delicadeza.

Por otro lado está el costo de peso porque pueden sumar peso al avión rápidamente. Los asientos más modernos y ligeros pesan entre 7 y 10 kilos por pasajero y si se puede ahorrar, es una reducción del combustible.

Por último está el costo de interrupción. Si los pasajeros «se pelean» por la etiqueta de los asientos, los auxiliares de vuelo tienen que monitorearlos.

 

Asientos prerreclinables, ¿una solución?

Como conclusión, Walton explica que la opción que surge es positiva si se utilizan en vuelos de corta distancia de un par de horas.

En el caso de vuelos de larga distancia, los asientos reclinables parece que seguirán un largo tiempo. Pero podría haber novedades al desarrollarse un espacio extra que sí tienen los prerreclinables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.