CONTROL Y SANCIONES
Ante la crítica situación climática, Corrientes se mantiene en «alerta extrema» por los incendios

Desde el Comando Operativo de Emergencia (COE) de la provincia de Corrientes, advirtieron que «la situación es crítica» en materia climática, la cual «no va a mejorar» hasta el inicio del otoño y por tanto reconocieron que la posibilidad de incendios es muy alta.

«El alerta se va a mantener en un nivel extremo», sostuvo el subdirector de Defensa Civil, Bruno Lovinson, recordando que está vigente la prohibición de iniciar quemas, porque luego «se terminan descontrolando» en las actuales condiciones.

Ante este panorama, el funcionario provincial que coordina el COE aseguró que «tenemos capacidad operativa para resolver estos problemas y aplicar la normativa con todo el peso de la ley». Y al respecto indicó que la Provincia lleva adelante más de 150 causas judicializadas, además de 400 actas de contravenciones, desde los primeros incendios del 2022 hasta la actualidad.

“En la provincia contamos con trece focos activos que se encuentran monitoreados y controlados”, aseguró Lovinson. Y detalló que los focos se encuentran en las zonas Centro y Sur de la provincia; aunque también hay actividad en el arroyo Ávalo y en el Norte, como focos en las inmediaciones de la Ruta N°120, cerca de Gobernador Virasoro.

En cada uno de estos focos mencionados “tenemos equipos trabajando en el terreno”, declaró Lovinson. A la vez que especificó que “la situación es crítica y no va a mejorar hasta que se ingrese al otoño en el mes de marzo”.

Y agregó que “la alerta está en un nivel extremo, por ese motivo pedimos que no provoquen incendios, ni quemas”.

En cuanto a las investigaciones que lleva adelante la Policía sobre los posibles responsables de generar focos en la provincia sostuvo que “contamos con 150 causas judicializadas y entre 350 y 400 contravenciones realizadas desde el 2022 a la actualidad”.

Detección temprana

Por otro lado, Lovinson destacó la labor mancomunada que despliegan los Bomberos Voluntarios, Policía, Brigadas y el sector privado para monitorear la aparición de los focos. “Desde la detección temprana de los casos captados mediante el monitoreo de las cámaras de seguridad se procede a la distribución de los servicios hacia las zonas afectadas, bregando en resguardar las inmediaciones pobladas, ya que en esos casos el trabajo es prioridad”.

En los casos que se requiera mayor asistencia, el subdirector de Defensa Civil mencionó que se envía un mayor número de brigadistas, bomberos, personal de salud y seguridad para controlar la situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.