PRIMERA MEDIDA
Lula decretó la intervención federal en Brasilia

El Mandatario brasileño tomó cartas en el asunto tras los graves incidentes en las sedes de poderes públicos y prometió que «pagarán con fuerza de ley».

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, decretó la intervención federal en Brasilia hasta el 31 de enero tras los graves incidentes que provocaron cientos de simpatizantes del exmandatario Jair Bolsonaro, en las sedes de poderes públicos de la capital. Además, aseguró que los «terroristas pagarán con toda la fuerza de la ley».

«Ustedes deben haber seguido la barbarie en Brasil. Esos que llamamos fascistas, los más abominables de la política, invadieron el palacio y el Congreso. Creemos que hubo una falta de seguridad», comenzó Lula, a través de su cuenta de Twitter.

En esa misma línea, el flamante mandatario aseguró que «quien haya hecho esto será encontrado y castigado. La democracia garantiza el derecho a la libre expresión, pero también exige que las personas respeten las instituciones. No hay precedente en la historia del país de lo que hicieron. Por eso deben ser castigados».

«Y vamos a averiguar quiénes son los financistas de los que fueron hoy a Brasilia, y todos pagarán con fuerza de ley», prometió Lula, en su descargo tras los sucesos llevados a cabo en las sedes de poderes público de Brasil.

Cómo empezó todo

Ayer por la tarde, seguidores del expresidente brasileño Jair Bolsonaro invadieron el Congreso Nacional y, luego, el Palacio de Planalto, sede del Ejecutivo, y la Corte Suprema.

En el Palacio de Planalto, los manifestantes superaron la barrera policial y subieron por la rampa que da acceso al techo de los edificios de la Cámara de los Diputados y del Senado, y destrozaron el interior de la sede legislativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.