INTERNACIONALES
La UE redujo el consumo de gas en un 20% para cortar la dependencia rusa

Esta caída supera el objetivo del 15% que se marcaron los países de la UE en agosto pasado.

Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) redujeron el consumo de gas en un 20% en los últimos cuatro meses. Además informaron que continuarán adaptándose a la crisis energética.

Esta caída supera el objetivo del 15% que se marcaron los países de la UE en agosto pasado, cuando el precio del gas ruso alcanzó casi los 340 euros por megavatio, lejos del tope del precio acordado en 180 euros para futuros contratos,

La tendencia a la baja en el consumo subraya el impulso del bloque para reducir la demanda de energía a medida que se enfrenta a la gran disminución de los suministros por parte de Rusia en represalia a las sanciones de la UE por la guerra en Ucrania.

Finlandia encabeza la bajada con un 53% entre agosto y noviembre pasados, en comparación con la media de consumo entre 2017 y 2021, precisó Eurostat.

 

Detalles del acuerdo

Todos los Estados miembros, excepto Malta y Eslovaquia, redujeron el consumo; Alemania lo vio caer hasta un 25%; mientras que Francia, un 20% durante este periodo.

La cifra de la disminución en estos últimos cuatro meses se da a conocer un día después de que la UE pactara aplicar un tope de 180 euros el megavatio por hora (mwh) al precio del gas ruso que importa el bloque.

Los ministros del bloque llegaron a este acuerdo con el mandato de acordar el mecanismo de corrección del mercado, tras el ultimátum que les dieron el pasado jueves los líderes europeos, a fin de tener en 2023 una herramienta para evitar picos de precios excesivos en el mercado europeo.

El mecanismo entrará en vigor el 15 de febrero y se activará cuando al mismo tiempo se superen los 180 euros en el mercado europeo durante tres días seguidos y haya una diferencia de precio de 35 euros respecto a los mercados internacionales.

Por su parte, Rusia calificó el acuerdo de «inaceptable» y advirtió que debe «sopesar los pros y los contra» del trato de la UE.

«Es una violación de la fijación de precios, una infracción de los procesos de mercado», declaró el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, que remarcó que «toda referencia a un ‘límite’ (de los precios) es inaceptable».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.