FUNDAMENTOS
Ana Miño, sobre el cierre de carreras del ISFD de Libres

La docente detalló los aspectos fundamentales de la iniciativa gubernamental. En conclusión, la idea es crear carreras que tengan alta demanda y oferta laboral, y dejar de dictar aquellas de las cuales egresan dos alumnos por año.

Desde el inicio de esta semana, la comunidad de Paso de los Libres está convulsionada partir de que el Ministerio de Educación de la Provincia de Corrientes decidiera cerrar cuatro de las carreras que se dictan en el Instituto Superior de Formación Docente “Profesor Agustín Gómez” (SFDPAG).

Estas son, esencialmente, los profesorados en Educación Secundaria en Historia, en Educación Inicial, en Educación Primaria y en Educación Secundario en Geografía.

Inmediatamente de conocido el anuncio, docentes, sindicatos docentes, concejales y dirigentes del Frente de Todos (FdT) salieron a manifestarse -en la calle y a través de los medios de comunicación- para tratar de evitar el cierre de las carreras aludidas. Exponiendo consignas como la “defensa a la educación pública y gratuita”, cuando la realidad indica que de ningún modo se está atacando este derecho, según arguyen desde el Ministerio y desde la Dirección del ISFDPAF, a cargo de Elena Pikarsky.

Un capítulo aparte en el marco de la polémica desatada lo dio la fuerte presencia policial en el edificio de la institución educativa al término de una marcha realizada el lunes por la tarde, que provocó un profundo malestar pues no era necesario tanto despliegue de efectivos cuando la manifestación fue, a todas luces, pacífica.

No obstante, la determinación por parte de la autoridad provincial ya está tomada y firme. Más allá del reclamo en cuanto a que los docentes que dictan clases en las carreras que serán cerradas quedarán sin trabajo; algo que parece no ser del todo cierto ya que los mismos podrían desempeñarse en las nuevas carreras que se pretenden habilitar.

De hecho, los docentes más antiguos admiten que no es la primera vez que se presenta una situación como esta. Y explican que lo que se intenta ahora es evitar que sigan funcionado propuestas educativas que tienen dos egresados por año.

Ello pues es el Estado -o sea, el contribuyente- el que debe costear los gastos de estas carreras que terminan generando desocupados, ya que también las mismas tiene poca salid laboral. Y en este contexto, se pretende traer nuevas y más útiles carreras, como el Profesorado en Lengua Inglesa y el Profesorado en Lengua Portuguesa, entre otros.

Más claramente, la profesora del ISFDPAG Ana Miño explicó los pormenores de la coyuntura en una entrevista concedida esta mañana a PONELE H Radio.

 

Sobre Ascúa

En la oportunidad, Miño, quien también es concejal de Encuentro por Corrientes (ECO) dio su parecer sobre las declaraciones del intendente Martín Ascúa a una emisora de Santo Tomé, en las que afirmó que el salario mínimo de un empleado municipal de Paso de los Libres es de $56.000.

El audio con la sorpresiva aseveración el Jefe Comunal libreño circuló como reguero de pólvora a través de las redes sociales, provocando la reacción del sector gremial y del arco político opositor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.