ENCUENTRO
Tres naciones se hermanaron para marcar con una cruz la ruta de las misiones

La región trinacional conformada por Monte Caseros, Argentina, Bella Unión Uruguay y Barra Do Cuaraí Brasil vivió dos jornadas históricas para los ciudadanos de los tres países que participaron de la Cuarta Travesía a remo, colocación de la Cruz que marca la ruta de las misiones y la celebración de la misa en tres idiomas: guaraní, portugués y español.

Más de cien kayakistas remaron por el río Uruguay, acamparon en la Isla brasileña el sábado, y en la jornada del domingo continuaron por el río Cuareim, para luego compartir la celebración religiosa con sacerdotes de las tres comunidades.

Un encuentro deportivo y turístico que unió la cultura de tres pueblos, travesía organizada por las ONGs Jangaderos Casereños, Club Náutico Bella Unión y Atelier Saladeiro de Barra Do Quaraí, y los gobiernos locales a través del intendente Juan Carlos Álvarez, de Monte Caseros; el alcalde William Cesseri, de Bella Unión; y el prefeito Maher Jaber, de Barra do Quaraí.

Acompañaron todas las jornadas los representantes de las áreas de turismo de Barra do Quaraí Argemiro Rocha; de Bella Unión, Marcelo Bravi; y Monte Caseros, Pablo Sandobal. Y por el Club Jangaderos Casereños, Luis Schiro, y el presidente del Concejo Deliberante de Monte Caseros, Fernando Taborda.

Pablo Sandobal explicó que en los siglos XVII y XVIII, período jesuítico en Sudamérica, la misión tuvo su gran auge con la fundación de más de 30 pueblos misioneros, época en la que los padres jesuitas utilizaron el río Uruguay como el canal de comunicación más importante de lo que hoy es Río Grande do Sul, misiones argentinas y Corrientes para comercializar.

Usaban una técnica de navegación que no era dominada por los colonizadores, para llegar a Buenos Aires con cereales, tabaco, yerba y algodón, entre otras producciones. Esta modalidad era todo un arte practicad por los guaraníes, que la fueron perfeccionando de acuerdo a las necesidades.

Por todo ello, estas tres ciudades impulsaron estas jornadas para homenajear esa parte de la historia llamando Ruta de las Misiones a esta travesía que fue tan importante en su momento que llegó a llamarse El Río de los Jesuitas y fue todo un éxito de convocatoria, camaradería y hermandad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.