CAUSA OBRA PÚBLICA
La defensa de Lázaro Báez pide su absolución en cierre del alegato

El empresario está acusado de integrar una «asociación ilícita» por el supuesto desvío de fondos estatales en beneficio de empresas privadas.

Se cierra hoy la ronda de alegatos en la causa de la Obra Pública y, con este marco, la defensa del empresario Lázaro Báez plantea sus argumentos. Se trata del juicio por la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015 con el foco puesto en refutar las acusaciones por “asociación ilícita” que le formuló la fiscalía.

Báez, encarcelado desde 2016 y condenado en otro juicio a 12 años de prisión, es asistido por los abogados Juan Martín Villanueva y Ariel Liniado, quienes en las dos jornadas iniciales del alegato se dedicaron a desmentir las acusaciones de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola.

El martes pasado, al cerrar la jornada, los defensores anunciaron que para la etapa prevista para hoy dedican la argumentación a demostrar que no existió una asociación ilícita y que, por consiguiente, Báez no formó parte de ella.

Los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Fabián Basso y Jorge Gorini escuchan los argumentos de la defensa desde las 9,30 horas, con transmisión en directo por el canal de Youtube del Poder Judicial.

En las dos primeras jornadas, los defensores explicaron que las readecuaciones presupuestarias y la prórroga de los plazos de construcción de la obra pública no benefician a las empresas (como argumentaron los fiscales) sino que la perjudican.

Además, desmintieron que Báez fuera el único empresario que estaba al día con los cobros por partes del Estado, a punto tal que aseguraron que al día de hoy todavía le deben unos 271 millones de pesos.

Las defensas rechazaron la denuncia de Javier Iguacel, ex titular de Vialidad Nacional durante el gobierno de Cambiemos, y se basaron para ello en el resultado del propio peritaje que encargó el ex funcionario macrista a poco de iniciar su gestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.