OPINIÓN Y REFLEXIÓN
Delia Flores, sobre el tráfico por el puente Libres-Uruguaiana y la visión estratégica para la Argentina

La titular de CALIBRE hizo un minucioso análisis de la realidad que se vive en la frontera argentino-brasileña. Además, reflexionó sobre la visión estratégica que, como país, se necesita. Habló de cómo se opera logísticamente con el tráfico restringido en el puente que, resaltó, necesita una solución estructural.

Las condiciones en que actualmente se produce el tráfico de vehículos por el Puente Internacional “Getúlio Vargas-Agustín P. Justo”, que une a la Argentina con Brasil a través de las ciudades de Paso de los Libres y Uruguaiana, reavivó las expectativas de los empresarios del transporte internacional por cuanto se reactivó el cruce de camiones, aunque en forma reducida, y también abrió múltiples interrogantes sobre si a partir de esta rotura del pavimento en el lado brasileño puede ser el puntapié para que, de una vez por todas, se encaren las obras estructurales definitivas.

Desde el martes último, quedó habilitado el tráfico por una sola mano para el transporte de cargas y ómnibus de pasajeros de lunes a sábados y feriados, de 8 horas a 22,30 horas; y se alternará cada media hora el envío de vehículos desde Argentina hacia Brasil y viceversa. No obstante también pueden cruzar los vehículos de menor porte, con algunas diferencias en los horarios.

El sistema fue dispuesto es el de stop and go, con una velocidad de 20 km. por hora, y con una distancia no menor a 100 metros entre camiones. Y no debe producirse la detención de camiones sobre el puente.

Asimismo, los domingos se liberarán camiones en lastres entre las 8 horas y las 12 horas, tanto de importación como exportación, con la misma metodología de los días anteriores.

Con relación a esta situación, la presidente de la Cámara Libreña de Empresarios del Transporte Automotor de Cargas y Afines (CALIBRE), Delia Raquel Flores, sostuvo en una entrevista concedida a PONELE H Radio que “si todo funciona bien de acuerdo al estudio preliminar que hizo la Dirección de Vialidad brasilera, no hay gran riesgo; por eso habilitaron el tránsito en una mano. Después seguirán las tareas estructurales más grandes, lo que llevará más tiempo”.

En tal sentido, apuntó que “del lado brasilero han programado una atención estructural de todo el tramo de ellos; poniendo de relieve que “evidentemente, son más agiles en los procesos de toma de decisiones y solución urgente”.

La empresaria destacó que “ya se comenzó a circular normalmente, entre comillas, por el puente”, empero se estén produciendo “muchas demoras”. Según dijo, el martes “había una cola de 10 kilómetros de camiones. Imaginate, después de haber estado un día esperando se acumuló todo y con un puente que funciona sólo de una mano. Esperamos que eso se vaya regularizando”, remarcó.

Además, expuso la inquietud de los empresarios en cuanto a la “falta de control y organización del tránsito. Tendría que ser la Gendarmería la que orden, porque había vehículos que se largaban en contramano, bastante inconscientes”, sugirió.

Consultada sobre si pese a los contratiempos, de todos modos es mejor pasar por el puente “Getúlio Vargas-Agustín P. Justo” que por otro cruce, Delia Flores indicó que “es mucho mejor para las empresas que tienen su infraestructura en Paso de los Libres y Uruguaiana, porque desviar para otra frontera tiene costos significativos, de tiempo y de cambiar los documentos que ya los tienen preparados por Libres. Tiene un costo en todos los sentidos”, subrayó.

Y añadió que “aparte, el operador que tiene su oficina en Libres debe contratar a alguien en la otra frontera por lo general, o enviar una persona desde la ciudad. Y eso tiene un costo”.

En sentido comparativo, sostuvo que el puente “De la Integración”, entre Santo Tomé y São Borja, “tiene peaje, pero también la aduana integrada; que es mucho más eficiente. Es algo que nunca se logró en nuestra frontera y ocasiona muchas demoras operativas”, reclamó.

En ese tren, remarcó que “mal que nos pese, operativamente en cuanto a tiempo y eficiencia, hoy Santo Tomé funciona mucho mejor. Hay que ser honestos, y ese tiene que ser nuestro objetivo también: mejorar y ser eficientes. Y evitar ser conformistas. Nadie tiene la vaca atada y en este mundo, donde todo es muy competitivo  tenemos que ponernos el objetivo de mejorar y ser competitivos en ese sentido; porque Libres va a ir perdiendo caudal de trabajo, lamentablemente. Mal que nos pese a los libreños y más a los que tenemos toda nuestra fuente de trabajo invertida aquí”, advirtió con preocupación.

Ya en otro orden, sobre el llamado a licitación para la reparación del lado argentino del Puente Internacional, cuyo plazo para la presentación de ofertas cierra el 28/9, Flores manifestó que “sería urgente que se inicien los trabajos estructurales”. Una necesidad que la mantiene expectante, como así también a los integrantes de CALIBRE y a las comunidades libreña y uruguaianense.

Visión estratégica

Por otra parte, la titular de CALIBRE reflexionó sobre lo que definió como “la visión estratégica como país que necesitamos”, apuntando que “la inversión en el puente no es solamente arreglar, mantener, o hacer algo nuevo. Invertir es pensar en crecimiento en el presente con visión a futuro, porque cuando uno invierte con una visión estratégica genera crecimiento.

Entonces, si se invierte en nuestro puente, dándole las condiciones óptimas, o incluso haciendo un puente nuevo, estamos propiciando el desarrollo económico del país, de la región, y generando empleo. No solamente aumenta el trabajo, que ya es bastante, sino que genera riqueza y mayor inversión ya  que las empresas verían a nuestra frontera con buenos ojos para venir a instalarse e  invertir. Inclusive -resaltó- en el parque logístico-industrial que tenemos en Libres”.

A ese respecto, se preguntó “de qué nos sirve tener un parque logístico-industrial tan lindo, con tanta visión de futuro, si no tenemos el puente que soporte todo ese caudal que vamos a generar con  el parque. Tenemos que pensar más allá del presente. Hay que pensar con visión de futuro y de lo que va a significar el futuro#, recomendó Delia Flores.

Y en tal sentido trajo a cuento que “empresarios de Brasil me dijeron que hay mucho flujo de transporte que antes se hacía por vía marítima y que hoy se está volcando al camión. Porque el transporte marítimo después de la pandemia (de Covid-19) tuvo varios problemas: el notable aumento del precio, bastante demora. Entonces mucha gente empezó a volcarse al transporte por  camión y al comercio regional. Están buscando más proveedores en los países vecinos y con eso también se ve favorecido el transporte por carretera”, aseveró.

Así, consideró que “por todo eso hay que pensar en un puente internacional que pueda atender toda la demanda que va a haber, que será mucha más. Entonces pensemos en el futuro, en todo lo que ese puente puede llegar a significar y el crecimiento que nos puede traer para todos”.

Al final, hizo hincapié en que “esto va más allá de los partidos políticos, porque CALIBRE es apolítica. Ojalá que se armonicen los criterios y que se píense en el objetivo común, a largo plazo, y mejorar las infraestructuras logísticas del país en general”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.