UNNE
Estudian vainas de legumbres cosechadas como posibles fuentes de compuestos bioactivos

Consideradas como desechos agrícolas, las vainas de tres especies de legumbres cultivadas en el Nordeste Argentino son estudiadas como fuentes de compuestos polifenólicos con actividad antioxidante.

La utilización de residuos agrícolas para la obtención de compuestos polifenólicos (CPF) figura en el interés científico, ya que son considerados un recurso abundante, biorenovable y de bajo costo. Numerosos CPF derivados de residuos agrícolas han mostrado potenciales propiedades farmacológicas, pudiendo ser utilizados como agentes para la prevención y el tratamiento de muchas enfermedades humanas.

Características de los compuestos polifenólicos que lo hacen tan atractivos para su estudio

Técnicamente se originan del metabolismo secundario de las plantas y microorganismos. Esos metabolitos secundarios son compuestos químicos que las plantas producen de manera natural y su función principal es la de defenderla de patógenos (microorganismos) o inclusive de los herbívoros.

Estos compuestos han demostrado tener efectos beneficiosos para la salud humana, los cuales se atribuyen principalmente a sus propiedades antioxidantes y antirradicalarias, que pueden retrasar, dificultar o inhibir la oxidación del ADN, las proteínas y los lípidos.

El interés por conocer más sobre estos compuestos llevó a la estudiante de las carreras de Profesorado en Ciencias Químicas y Boquímica de la FaCENA, Erica Danisa Spinnenhirn, a acceder a una Beca de Estímulo a las Vocaciones Científicas del Consejo Interuniversitario Nacional. Bajo el nombre de “Estudio comparativo experimental y teórico sobre la relación estructura y actividad antioxidante de compuestos polifenólicos” la investigación estará dirigida por la doctora Margarita M. Vallejos y codirigida por la doctora María Victoria Traffano Schiffo.

En el Grupo de Investigación en Química Aplicada (GIQAp) del Instituto de Química Básica y Aplicada (IQUIBA-NEA), se viene investigando las potencialidades de las vainas de legumbres cultivadas en el Nordeste Argentino, consideradas desechos agrícolas, como posibles fuentes de compuestos bioactivos.

“Hasta la fecha hemos encontrado que los extractos provenientes de las vainas de Vigna unguiculata, Cajanus cajans y Mucuna pruriens presentan altas concentraciones de compuestos polifenoles con buena actividad antioxidante”, expresó la doctora Vallejos.

Con este proyecto a cargo de la estudiante Spinnenhirn se profundizará esta línea de investigación y así generar conocimiento que “permita lograr una mayor comprensión sobre los factores estructurales de compuestos polifenólicos detectados en vainas de legumbres del Nordeste Argentino, que inciden en su actividad antioxidante”.

Para ello, se investigará la relación estructura-capacidad antioxidante de los mencionados compuestos polifenólicos, utilizando técnicas experimentales y herramientas computacionales.

Capacidad antioxidante

Se ha repetido varias veces en este informe la capacidad antioxidante de los CPF.

Pero, ¿qué son los antioxidantes?

Se puede definir como antioxidante a toda sustancia que, en bajas concentraciones respecto a las moléculas oxidables, como por ejemplo las biomoléculas, retarda o previene su oxidación.

En particular, los CPF son metabolitos sintetizados (elaborados) por las plantas en sus diferentes partes (frutos, hojas, ramas, raíces, etc.) que se caracterizan por poseer en su estructura al menos un anillo aromático, al que está unido uno o más grupos hidroxilo (OH).

Numerosos estudios han avalado las propiedades biológicas de los CPF, las cuales son fundamentalmente consecuencia de sus propiedades antioxidantes.

La presencia de antioxidantes en los alimentos es fundamental no solo porque activan las propiedades organolépticas naturales, preservándolos, sino porque al ser ingeridos protegen de manera amplia y eficaz la salud del que lo consume, previniendo el desarrollo de enfermedades graves como así también de procesos neurodegenerativos.

“Los antioxidantes sintéticos fueron ampliamente estudiados y utilizados debido a su bajo costo y alta eficiencia, sin embargo, investigaciones recientes reportaron que tales antioxidantes pueden ser dañinos para la salud. Por el contrario, los antioxidantes naturales presentan baja toxicidad, y su estudio y utilización han atraído la atención en las últimas décadas”, comentó la doctora Vallejos.

Foto principal: De izquierda a derecha, doctora Margarita M. Vallejos, la estudiante Érica Spinnenhirn y la codirectora del proyecto, doctora María Victoria Traffano Schiffo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.