FRENTE A LA FISCALÍA
Manifestación por justicia para “Pocho” Egger

Se realizó pacíficamente frente al edificio de tribunales, donde se encuentra la Fiscalía de Instrucción en la que se sustancia la causa que investiga el homicidio de Egger. “Pocho” fue atacado violentamente por Ezequiel Rojas el 22 de agosto y falleció 7 días después en el nosocomio local.

Como estaba previsto, se cncretó esta mañana una manifestación para pedir justicia por el asesinato de Jorge “Pocho” Egger, un artista plástico de 89 años de edad que falleció el 29 de agosto pasado luego de agonizar 7 días.

“Pocho” fue atacado en su casa de calle Coronel López al 300 (esquina Carlos Pellegrini) el día 22 del mes pasado por Ezequiel Rojas, un joven de 19 años que, según él mismo confesó, lo golpeó 2 veces con un hierro en la cabeza hasta dejarlo desvanecido en el suelo, en medio de un charco de sangre. Así fue encontrado más tarde, además de hipotérmico y deshidratado, por efectivos de la Policía que llegaron al lugar merced al llamado telefónico de una vecina preocupada porque no lo había visto ese día.

Rojas pensó que había ultimado a Egger y así lo comentó al salir de la vivienda del anciano, portando un teléfono móvil y una garrafa que sustrajo y minutos después ya los estaba vendiendo. Incluso llegó a decir que volvería a la casa a buscar más cosas que podía vender.

“Pocho” dejó de existir en el hospital San José de esta ciudad, donde estuvo internado luchando por su vida casi una semana.

La movida de hoy se realizó en forma totalmente pacífica frente al edificio de tribunales, donde se encuentra la Fiscalía de Instrucción en la que se sustancia la causa que investiga el homicidio de Egger. Actuando en este caso el fiscal subrogante Mauro Casco, quien ordenó la detención de Rojas el lunes 29 de agosto, tras el deceso de Egger, la que se hizo efectiva recién el sábado pasado, 3 de septiembre; tras una intensa búsqueda del homicida, quien había sido aprehendido apenas ocurrido el hecho, pero liberado luego porque la víctima aún estaba viva, conforme lo había decidido el fiscal Facundo Sotelo, quien intervino en una primera instancia.

La convocatoria fue de Margot Maliska, quien fuera alumna artística de “Pocho”, y contó con la presencia de una de sus hijas, Violeta Egger; de “Lizy” Méndez, vecina y amiga de la familia; varios amigos y ciudadanos comprometidos con exigir justicia.

Por algunos minutos también estuvieron los concejales César Barés, Mónica De Gaetano. Ana Miño, Juan Gauto, “Goia” Danuzzo, Alejandra Rojas y Raúl Tarabini, quienes hicieron un cuarto intermedio en la sesión ordinaria que celebraban hoy para concurrir hasta la sede judicial de calle Madariaga, casi esquina Yatay.

Según versiones, Rojas habría actuado con otra persona, de apellido Verón; quien también habría ingresado al domicilio de Egger luego del ataque y robado algunas pertenencias. Una cuestión que aún debe investigar el fiscal Casco, funcionario que, de acuerdo a los dichos de familiares y amigos de “Pocho”, está haciendo su trabajo a conciencia y se mantiene comunicado con ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.