MEDIDA JUDICIAL
Secreto de sumario y sospechas de participación de un cómplice en el atentado contra Cristina Fernández

La hipótesis del «lobo solitario» es cuestionada. Hay indicios de la actuación de otra persona junto al atacante. Como prevención y cuidado del caso, la jueza federal María Eugenia Capuchetti impuso el secreto de sumario.

Este domingo la Justicia avanzó sobre la causa que investiga el intento de magnicidio perpetrado contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. Como prevención y cuidado del caso, la jueza federal María Eugenia Capuchetti impuso el secreto de sumario.

Fuentes judiciales dejaron trascender que la hipótesis del «lobo solitario» comenzó a ser cuestionada y existen indicios de la actuación de al menos un cómplice. Al respecto, el juzgado ya accedió a las cámaras de seguridad tanto públicas como privadas que dan cuenta de los pormenores de la llegada de Sabag a las inmediaciones de la casa de la vicepresidenta.

 

Datos que podrían perderse

Asimismo, también el juzgado ya cuenta con las llamadas entrantes y salientes que tuvo ese teléfono celular. En las últimas horas, se conoció que el teléfono de Fernando André Sabag Montiel podría perder información, porque fue formateado cuando apenas lo incautaron, por lo que peritos especializados de la Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) declararon este domingo ante la jueza.

Fuentes judiciales señalaron que esa es una posibilidad latente, pero confían en que «pueda recuperarse toda la información del aparato».

Durante la jornada del domingo, además de los peritos también declaró Mario, un amigo del detenido, quien dijo que Sabag «era capaz de cualquier cosa». El testigo aportó su teléfono para que sea analizado. Por ahora, Sabag sigue detenido en las dependencias de Cavia, de Policía Federal.

La jueza ya encomendó al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, que informe sobre cómo está detenido el imputado y qué medidas se han adoptado para resguardar su seguridad.

Asimismo, la jueza autorizó para que un perito de parte psicólogo pueda entrevistarse con el detenido tal cual lo pidió la defensa; ello pese a que aún no se cuestionó una eventual inimputabilidad ni tampoco surgió hasta el momento en el expediente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.