HISTÓRICO
La UNESCO hizo al chamamé “Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”

La concreción de semejante objetivo es el resultado de un gran esfuerzo de largos años, compartido entre gobernantes y la sociedad civil, especialmente de los cultores de esta exquisita expresión.

Corrientes alcanzó una distinción sin precedentes en su historia, a partir de que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró al chamamé Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Lo que genera una alegría y orgullo infinito en la “Nación Chamamecera” y en todos los sectores de la comunidad.

La concreción de semejante objetivo es el resultado de un gran esfuerzo de largos años, compartido entre gobernantes y la sociedad civil, especialmente de los cultores de esta exquisita expresión. No obstante hubo también un claro y contundente apoyo a esta postulación en la persona del gobernador Gustavo Valdés y en los gobiernos nacionales de Mauricio Macri y Alberto Fernández.

En definitiva, hoy se siente un sapucay que atraviesa los tiempos, que aflora para festejar desde aquellos acordes de don Mario del Tránsito Cocomarola, Tarragó Ros pasando por los músicos que dejaron su vida en el río Paraná, los que le dieron su impronta y un legado extraordinario, los que trascendieron con el acordeón, la guitarra y sus composiciones, como don Ernesto Montiel, Isaco Abitbol y Salvador Miqueri, entre otros. O quienes inmortalizaron sus voces, como Ramona Galarza.

El logro es de todos, ellos son los responsables de hacer eterno al chamamé.

Gabriel Romero, presidente del Instituto de Cultura de Corrientes (ICC), visiblemente conmovido y emocionado con la designación, justificó semejante logro expresando que el chamamé “es un bien que contempla la totalidad de las condiciones que se necesitan para alcanzar esta distinción, identifica a una comunidad, es transmisible de generación en generación; es un patrimonio vivo, vigente. Se diferencia de otros ritmos porque abarca un gran territorio y habla de integración con Brasil, Paraguay y Uruguay, transmite un mensaje positivo, pregona el amor y el respeto al paisaje, aborda el tema del amor y de la fraternidad y la religiosidad, fortalece la diversidad cultural e integración.

Y también porque desde el Gobierno de la Provincia, apuntalados por el mandatario Gustavo Valdés, se ha afianzado como política de Estado todo lo relacionado con el chamamé, al punto que se ha hecho indivisible a la misma correntinidad”.

A renglón seguido, agregó que la determinación de la UNESCO “es motivo de orgullo no sólo para nuestra provincia sino para la Argentina, que suma esta distinción a una similar lograda por el Tango en 2009”.

UNESCO

En el seno de la UNESCO se instauró la selección y elección de aquellas expresiones que son declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, con el objetivo de darle un lugar preponderante a aquellas que forman parte de las tradiciones, que son manifestaciones vivas de los antepasados y son transmitidas a los descendientes, artes de espectáculo, prácticas relativas a la naturaleza y que fortalecen la diversidad cultural.

Con la Convención para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, adoptada por la Conferencia General de la Organización en su 32ª reunión -en octubre de 2003, que entró en vigencia el 20 de abril de 2006- se abrió una nueva fase en la protección de este patrimonio, que hoy acogió al chamamé.

 

Un trabajo monumental

Corrientes en su conjunto disfruta de este logro único y extraordinario, y se puede observar es consecuencia, primero, que el chamamé no es sólo una danza o música, sino que es una expresión cultural ancestral, que se transmitió de generación en generación y que motorizó todo aquello que la UNESCO demanda para esta declaración.

El trabajo conjunto de los gobiernos provincial y nacional logró demostrar en el ámbito que corresponde, con antecedentes, información, pruebas y con la impronta que le otorga la “Nación Chamamecera” a sus expresiones, que este extraordinario testimonio cultural es merecedor de semejante consideración.

 

Apoyo internacional

Es para destacar la muy buena articulación del ICC, que logró motorizar un apoyo internacional rotundo; sobre todo en los países de la región con los que comparte el protagonismo en la Fiesta Nacional del Chamamé.

Es así que se escucharon, desde Brasil, Uruguay, Chile y Paraguay, emotivas muestras de apoyo y que llenan de orgullo a la comunidad correntina.

 

Aportes fundamentales

Ya se señaló que el aporte del Gobierno de Gustavo Valdés fue clave en este proceso, como también lo fueron los de Ricardo Colombi y el protagonismo del extinto Norberto Lischinsky, como subsecretario de Cultura, y de Carlos Vignolo, al frente del ministerio de Educación, desde donde se inició el despegue de la Fiesta Nacional del Chamamé. Un evento fundamental en todo este proceso de articulación como una expresión cultural propia y única de los correntinos. No podemos obviar a los jefes comunales que también han trabajado duramente para mantener al Chamamé en la máxima consideración, y lo han hecho protagonista en cada fiesta patronal, aniversario o acontecimiento patrio.

https://www.facebook.com/corrientesgob/videos/393885025161594

Inolvidables

Fueron nombrados algunos de los “próceres” chamameceros pero es justo darle espacio a otros también ilustres miembros de la “Nación Chamamecera” en tiempos en que los medios de comunicación no tenían el impacto actual.

Seguro es que esta distinción también les pertenece a Osvaldo Sosa Cordero, a Los Hermanos Barrios, a Eustaquio Miño, a Mauricio Valenzuela, a Emilio Millán Medina, a Roberto Galarza y, más acá, a “Bocha” Sheridan, Mario Boffil, Teresa Parodi, Ricardo Scófano, Julián Zini, Julio Cáceres, Rudy y Nini Flores, Hugo Scófano, Pedro del Prado, Ariel Báez, Marcos Roselli, Marcelo Roselli, Antonio Tarragó Ros, Aníbal Maldonado, Raúl Barboza, Luis Moulín, “Cacho” Espíndola, Las Hermanas Vera, “Pocho” Roch y “Juancito” Güenaga, entre otros tantos que dieron vida a esta cultura chamamecera.

 

Para qué sirve

La declaración de “Patrimonio Cultural Inmaterial del Chamamé” no implica premio alguno económico, no en lo inmediato. Sirve más que nada para ensanchar el orgullo de los correntinos, es un motivo más de los tantos que existen acá para sentirse orgullosos de ser hijos de esta tierra.

Y ello, se entiende, tiene un valor intangible más importante que cualquier recompensa económica.

Además, la marca UNESCO es prestigio sin igual en el mundo. Esto le dará una proyección internacional excepcional a las venideras Fiestas del Chamamé, se conocerá por una multiplicidad de países del mundo como nunca antes había ocurrido.

Y, finalmente, la inclusión en esta distinción por parte del organismo de las Naciones Unidas va a tener un impacto a nivel turístico y a partir de ahí sí se generarán ingresos y oportunidades.

https://www.facebook.com/corrientesgob/videos/814514729109486

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *