La inflación de Corrientes y el NEA fue la más alta en todo el país durante 2019

Compartir esta noticia

El Gran Buenos Aires fue la región con menor aumento inflacionario. A nivel país fue del 53,8 por ciento y para el noreste, de 57,6 por ciento. Por rubros, salud fue el que más subió a lo largo de 2019, con un incremento de 72%, casi veinte puntos porcentuales más que el promedio general.

Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa registraron la tasa de inflación más alta en el país durante 2019, con un 57,6%, por encima de la media nacional, que fue del 53,8%, según el informe difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El índice de precios al consumidor aumentó 3,7% durante diciembre y acumuló una suba del 53,8% durante todo el 2019, la inflación más alta desde 1991, a nivel país

La inflación de diciembre fue impulsada por los rubros alimentos y bebidas, con un incremento de 3,1%; esparcimiento y mantenimiento para el hogar, 5,4%; salud, 5,6%, y comunicación, 9 %, entre otros.

Por regiones, las provincias del Noreste registraron el año pasado la mayor inflación, con una suba promedio de 57,6%.

El NEA y el NOA tuvieron los mayores índices de inflación. Salud fue la división con el alza más pronunciada (72,1%) en 2019 y vivienda, agua, electricidad y otros, las de menor (39,4%).

Por encima de la media general a nivel país, también se ubicaron las regiones Noroeste, con un incremento de 55,5%; Cuyo, 54,7%; la región Pampeana, 54,1% y las provincias patagónicas, con una suba de 54,0%.

La única región que cerró el año por debajo del promedio general fue la zona delimitada por el Gran Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires, con un avance de 52,9%.

En lo que respecta al cotejo de diciembre, la región patagónica lideró la suba con un incremento de 4,2% respecto al mes previo, seguida por los distritos del Noreste, con un avance de 4%, y por el área metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, con un aumento de 3,8%, en estos tres casos por encima de la media general de 3,7%.

Por su lado, en la región Noroeste la inflación de diciembre coincidió con el promedio país, de 3,7%; mientras que en la región pampeana fue de 3,6% y en las provincias de Cuyo, 3,3%.

En el Gran Buenos Aires, en el conjunto de alimentos y bebidas y otros artículos, el producto que más se incrementó en diciembre fue el limón, con una suba de 15,1%; seguido por la lechuga (+14,3%), galletitas de agua envasadas (+10,4%), asado (+9,8%) y cuadril (+6,8%).

Por el contrario, los valores que más bajaron pertenecieron al rubro frutihortícola, entre los que se destacaron el tomate redondo (-18,5%), la cebolla (-15,4%) y la banana (-10,8%).

Por rubros, salud fue el que más subió a lo largo de 2019, con un incremento de 72%, casi veinte puntos porcentuales más que el promedio general. También se incrementaron sensiblemente por encima de la media las variaciones del segmento comunicaciones, con un avance de 63,9%; equipos del hogar, con un aumento de 63,7%; y alimentos y bebidas no alcohólicas, con una mejora de 56,8%.

Por debajo del promedio general, en tanto, se ubicaron prendas de vestir y calzado (+51,9%), restaurantes y hoteles (+50,3%), bebidas alcohólicas y tabaco (+50,2%), transporte (+49%), recreación (+48,5%) y recreación (+47,1%).

Por último, el segmento que registró la menor suba acumulada a lo largo del año pasado fue el de vivienda, agua, electricidad y otros combustibles, con un incremento de 39,4%, debido esencialmente al congelamiento de tarifas dispuesto por el gobierno de Mauricio Macri en el inicio del segundo semestre.

De esta forma, la inflación minorista de 53,8% del año pasado resultó la mayor desde 1991, cuando alcanzó un máximo de 81%.

Con el dato de inflación de diciembre, el resultado acumulado durante el gobierno de Mauricio Macri rondó el 300%. El número final del período 2016-2019 es una proyección debido a que la medición oficial del Indec se retomó en abril de 2016, luego de que se normalizara la recolección y el procesamiento de datos tras la intervención dispuesta en la dependencia oficial.

En tanto, de esta forma, por debajo de las previsiones del mercado, el relevamiento del Indec se ubicó en el último mes del año pasado cuatro décimas por debajo del promedio estimado por los analistas incluidos en el Relevamiento de Expectativas elaborado por el Banco Central, de 4,1%.

En tanto, la inflación en la primera quincena del año avanzó 3,2%, de acuerdo con el índice de precios al consumidor Gran Buenos Aires (IPC GBA) publicado hace unos días por una consultora que prevé aumentos de 3,4% para el mes y 40% para 2020.

Según las proyecciones de Ecolatina, la inflación en enero de 2020 alcanzará 3,4% y la leve baja respondería principalmente al menor dinamismo de los precios regulados, mientras que la previsión para 2020 estima un 40% de aumento.

Fuente: El Litoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *