El FMI llegará al país para conocer el alcance de los fondos de la Ley de Emergencia

Compartir esta noticia

La misión encabeza por el venezolano Luis Cubeddu (foto de portada) viene con el objetivo de conocer al detalle cómo se van a usar los fondos de la Ley sancionada en el Congreso. La noticia fue confirmada por el presidente Alberto Fernández.

La misión del Fondo Monetario Internacional en nuestro país, comandada por el venezolano Luis Cubeddu, arribará con el objetivo de conocer cuáles son los planes del ministro de Economía, Martín Guzmán, para al menos USD 6500 millones en recursos que se estima generará el paquete de medidas sancionado en el Congreso.

Con aumentos proyectados en la recaudación por el Impuesto a los Bienes Personales, Tasa de Estadística que pagan las importaciones, el Impuesto PAIS que grava las operaciones cambiarias y congelamiento de la movilidad jubilatoria, entro otras medidas, distintas estimaciones privadas calcularon el impacto fiscal en al menos USD 6500 millones para el año próximo.

La última vez que los funcionarios del organismo visitaron el país fue el 25 de agosto pasado, en ese entonces bajo el liderazgo del italiano Roberto Cardarelli. Eran los días posteriores al resultado de las PASO que sorprendieron a un mercado que descontaba una buena performance del entonces presidente Mauricio Macri y generaron un salto del dólar del 23% sólo en la rueda del lunes 12.

Cubeddu llegará entonces con el objetivo de empezar a rearmar esa hoja de ruta, conocer cuál es el destino que tiene pensado Guzmán para el margen presupuestario que le da la nueva Ley y empezar a plantear un nuevo acuerdo.

Martín Guzmán.

Guzmán no tiene apuro por alcanzar el equilibrio fiscal. «El 2020 no es un año en que se pueda hacer ajuste fiscal ya que agravaría la caída, por eso necesitamos aire”, dijo en una de sus primeras apariciones. Pero eso no quita que la variable no sea esencial para su objetivo de renegociar los vencimientos en el corto plazo. El argumento más convincente que puede llevar a la mesa de negociaciones, tanto frente a la directora del Fondo Kristalina Georgieva como sentado ante los acreedores privados, es un sendero fiscal en el que los recursos sean suficientes como para cumplir con el nuevo perfil de vencimientos que surja después de una eventual reestructuración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *