Octubre registró aumentos de casi 8% en alimentos y bebidas

Compartir esta noticia

Las gaseosas, aguas y jugos son los rubros que más subieron. Esto una tendencia de lo que reflejará el IPC a mediados de mes.

La variación de precios en productos de la canasta, sufrió en octubre una fuerte suba debido a la incertidumbre pre-electoral y corrimiento del tipo de cambio hizo que las empresas de consumo masivo enviaran listas con importantes aumentos el mes pasado.

En octubre, la canasta del supermercado aumentó 6,4% respecto del mes anterior y los alimentos y bebidas 7,7%, lo que equivale a tres puntos porcentuales más que lo que habían trepado durante septiembre.

Productos de cuidado personal subieron 3,5% en octubre, y los de limpieza, 2,9%. Gaseosas, aguas y jugos fue lo que más subió (12%) y las infusiones tuvieron un alza promedio del 8,6%; los lácteos, 6,6%; y las harinas, derivados y cereales, 6,5%. El azúcar, los dulces y las golosinas treparon 6,3% y lo que menos subieron fueron los aceites y la manteca, con un incremento promedio del 3,4%.

Las cadenas de supermercados ya habían alertado que los proveedores estaban enviando, desde las primeras semanas del mes, listas con importantes subas, por lo que estos datos no sorprenden.

La expectativa de devaluación tras las elecciones era muy alta y muchas firmas buscaron cubrirse, pese a que la caída en las ventas sigue siendo importante. El sector privado cree que un gobierno de Alberto Fernández será mucho más intervencionista en materia de precios.

Con la llegada del nuevo Gobierno el 10 de diciembre, se buscará avanzar con el plan contra el hambre, elaborado por el referente social Daniel Arroyo y anunciado ya por Fernández que consistirá, según informaron desde el Frente de Todos, en garantizarle a la sociedad una canasta básica a precios bajos (que trabajarán con las empresas alimenticias y los supermercados) y que las madres con chicos menores de 6 años (representan el 20% de las 8 millones de personas que hoy reciben asistencia alimentaria en el país) puedan disponer de una tarjeta de un banco público para gastar exclusivamente en alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *