El ministro Polich verificó la conclusión de obras en el paso binacional Ituzaingó-Ayolas

Compartir esta noticia

Servirá como espacio de infraestructura que alojará instalaciones y equipamientos de los diferentes organismos de control del paso fronterizo binacional que se habilitará el próximo 26 de julio.

El ministro de Obras y Serrvicios Públicos de la Provincia de Corrientes, Claudio Polich, verificó la culminación de las obras de adecuación del playón de acceso y egreso del Centro de Frontera Ituzaingó- Ayolas, sobre la ruta nacional 120, ingreso a la Central Hidroeléctrica Yacyretá, que servirá como espacio de infraestructura que alojará instalaciones y equipamientos de los diferentes organismos de control del paso fronterizo binacional que se habilitará el próximo 26 de julio.

El funcionario señaló que “estos trabajos dispuestos por el gobernador Gustavo Valdés, se encararon en consonancia con el convenio rubricado por nuestro presidente, Mauricio Macri y su par paraguayo, Mario Abdo Benítez, que creó el paso fronterizo entre estas dos ciudades utilizando la estructura de la represa Yacyretá como puente para la circulación entre ambas ciudades”.

En este sentido, indicó que “esto generó la necesidad de readecuar y ampliar el Centro de Frontera existente para que cumpla con las condiciones que demandan la nueva función del mismo, que son la de albergar las instalaciones y equipamientos de los diferentes organismos nacionales de control, tales como Aduanas, Migraciones y Gendarmería, entre otras; que operarán en dicho centro de frontera cuando sea habilitado el paso fronterizo”.

Las Obras

La ampliación del playón se realizó a ambos lados de la calzada existente. Del lado Este en una extensión de 7,50; mientras que del Oeste el ensanche fue de 16,50 dando esto un ancho total de 31 metros donde se ubicaron tres isletas con cabinas de control para los organismos nacionales.

 Los trabajos que comprendieron esta obra fueron la demolición del playón y galpones existentes, que cumplía funciones de estacionamiento del personal de la Entidad Binacional (EBY), el retiro de las columnas de iluminación existentes, nivelación del terrero y la construcción en todo el espacio de una base de arena cemento de 15 centímetros de espesor, sobre el cual se asentó la calzada de hormigón de 20 centímetros de grosor.

En la actualidad, si bien las obras concluyeron, resta esperar el correspondiente tiempo de fraguado para su plena utilización, el cual es de algo más de 15 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *