Hay desconfianza financiera y el riesgo país volvió a superar los 700 puntos básicos

Compartir esta noticia

Este martes el riesgo país tocó su máximo en más de dos meses en medio de una gran incertidumbre financiera que despierta dudas.

El nivel del riesgo país de la Argentina volvió a superar los 700 puntos básicos este martes al alcanzar las 708 unidades. La mayor puntuación de este año se registró el 4 de septiembre, con 783 unidades.

Con este dato, si Argentina acudiera a los mercados para financiarse, debería emitir bonos a 10 años con una tasa superior al 10% anual.

El indicador de JP Morgan que mide el diferencial de tasa de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus similares de economías emergentes, pasó por altos y bajos en el medio de las fuertes fluctuaciones cambiarias.

A fines de abril, el adicional argentino sobre la tasa de interés de los Treasuries a 10 años estaba en 402 puntos básicos, acompañando la percepción de riesgo a medida que subía el valor de la divisa. Poco después, llegaría a 500 puntos tras intervenciones del Central y esfuerzos por parte del Gobierno a nivel internacional.

Para principios de julio, ya había superado los 600 puntos. En la primera mitad de agosto, se dio uno de los incrementos más fuertes cuando el mercado internacional castigaba a los activos argentinos por el doble efecto de la económica y el factor interno por la causa de los cuadernos de las coimas.

De esa manera, el 13 de agosto llegó a 748 puntos. Desde ahí, el costo de asegurar los bonos argentinos comenzó una tendencia bajista hasta llegar al 21 de septiembre, día en el que tocó los 588 puntos en respuesta a la expectativa del mercado internacional de un nuevo acuerdo stand-by.

En tanto y tras la aprobación de las cuentas argentinas por parte del FMI, se espera en diciembre el segundo desembolso como parte del acuerdo, lo que garantizaría el repago de la deuda hasta 2020.

«El Fondo elogió a las autoridades locales por los continuos esfuerzos para avanzar en su programa de reforma económica, incluido el apoyo político para la aprobación del Presupuesto», reportó un informe de Research for Traders.

En ese marco, economistas como Gustavo Ber pinaron que el número no baja «dado que crecen las preocupaciones respecto al programa financiero 2020, el cual requiere regresar a los mercados voluntarios de deuda en el exterior, bajo el actual incierto escenario económico y político».

Por su parte, Matías Roig explicó: «No hay mucho misterio en la razón: las elecciones presidenciales en el medio. Es más, entendemos que la probabilidad de una compresión mayor en el riesgo país estará limitada en los próximos meses por el escenario político».

«Hasta que no mejore el riesgo país, la posibilidad de un fuerte rally en renta variable se mantendría más bien limitado», añadió. Nery Persichini, gerente de Inversiones de GMA Capital, analizó que los fondos extranjeros «se mantienen alejados de los bonos en dólares que vencen más allá de 2019», ya que «no tienen el ‘colchón’ que ofrece el Fondo Monetario Internacional en el caso de que el próximo presidente no pueda colocar deuda en el exterior en 2020″.

El alza del riesgo país se ve claramente en las tasas excepcionales que los bonos argentinos ofrecen en el mercado secundario: el Bonar 2020 paga una tasa 9,5%; el Bonar 2024, un 11,5%, el Discount 2033, 12,5%; el Bonar 2037, un 12%, y el llamado bono «a un siglo», el Argentina 2117, (AC17), un 10,25% anual en dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *